::METAL SLUG FORCE COMUNITY::

Deseos Incontenibles por Juancho DLN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

mensaje Deseos Incontenibles por Juancho DLN

Mensaje por Tarma Jones el Jue Nov 12, 2009 9:25 pm

Este es el 1ero de los dos Fanfics que Juancho me mando, asi que lo mejor que pense fue ponerlos aqui, asi k sin mas que decir k manifestar el deseo de k lo disfruten.

DESEOS INCONTENIBLES

By: Juancho DLN

Sabes una persona desea con tantas fuerzas a otra, o finge ocultar sus sentimientos hacia esta, para que la verdad sobre sus sentimientos, no siempre es la que esperas...
Este es el caso de Eri Kasamoto, mi personaje favorito, que hace unos dias me rompio el corazon...
Luego de indagar y analizar muy cuidadosamente, los sucesos en la batalla 3D, descubri una verdad la cual yo me negue a mi mismo durante años. Los hechos valen mas que las palabras, pero algo es seguro, que en lo profundo de mi existencia lo conocia, las pistas fueron tan obvias como el debut, la posicion que ocupaba, el amor se hace mas fuerte cuando las dejas ir, si la amas dejala partir.
Esta es la historia que algunos no quieren que se sepa y a otros les parecen ciertas (XD).

Era el seis de junio de 2.031; acabo de cumplir la mayoria de edad;hoy como es costumbre se celebra mi onomastico, o mas bien el dia que me encontraron en las frias escaleras de aquella iglesia catolica de Hiroshima, Japon.
Es sorprendente, como la vida puede ser tan cruel con las personas...tengo veintiun años de edad;sin dinero, ya que el poco sueldo de sargento segundo, es insuficiente para cubrir mis gastos; sin familia, no tuve padres, aunque ya perdi toda esperanza de encontrarlos; sin hogar, nunca me he quedado en un solo lugar, ya que no tengo a nadie, siempre vivo donde sea, el edificio que solia ser mi hogar, fue demolido hace unos dias para construir un centro comercial; sin amigos, lamentablemente mi reputacion me precede, nadie quiere estar cerca de mi, aunque fui asignada como pareja a un capitan del P.F. no suelo cruzar palabra con el fuera de nuestras asignaciones; sin amor, dolorosamente, a pesar de encontrarme en los tiempos modernos, no he podido experimentar la satisfaccion de conocer un chico, que me ame, tan solo quiera una sola noche.
Hace ya un año, que conoci a los heroes mas grandes de SNK. Se les llamaba los salvadores del mundo; pero para mi era solo una asignacion mas.
Cuando el Teniente nos presento, de inmediato mis ojos se posaron en un chico, no cualquier chico, era rubio, cabellos rizados, con una graciosa banda en la frente; algo serio para mi gusto. A la par de el se encontraba dormido como siempre, el Capitan Roving;quien al darse cuenta de nuestra llegada, se puso de pie y sonrio.
Poco despues de conocernos, nos trasladamos al medio oriente, donde luche a su lado en increibles aventuras, en las cuales destruimos de nuevo los sueños de Devil Rebirth y no solo los sueños de el sino tb los sueños de unos calamares espaciales.
Despues de esto, debimos rescatar de los tentaculos de estos aliens, la vida de mi compañera, Fio fue apresada por los terribles aliens, quienes hicieron cientos de copias baratas de ella, como si la original de esta no fuera lo suficientemente molesta.
Terminamos no solo rescatando a Fio, sino al todo poderoso Devil Rebirth. Pensamos que todo habia terminado por fin, las guerras habian concluido, todas las lagrimas, toda la sangre derramada, todas esas vidas perdidas, valieron la pena para ponerle fin a esto.
A veces paso la noche pensando: ¿sera que le gusto?¿que sentimientos tendra hacia mi?¿que hago, me le declaro o me hago la chica dura?Mi experiencia amorosa es muy poca, como lo explique, mi mal genio, me ha costado a muchos chicos interezados en mi;pero al parecer a pesar de mi mal comportamiento, Marco me tolera y nunca me ha abandonado, tambien me ha demostrado que me tiene gran estima y confianza, como la vez que nos separamos, durante un ataque del enemigo.
Me infiltre en las filas del enemigo, tratando de averiguar sobre sus planes; con el simple disfraz de soldado revelde, llegue a estar cerca de Allen y descubrir lo que planeaban. Pero antes de lograr cumplir mi mision, Allen acorralo a Marco en un puente de cuerda, que estaba lleno de explosivos...antes de que Allen lograse detonar el puente, me vi forzada a revelar mi identidad, evitando asi la muerte de Marco, pero lamentablemente, Allen usando su M-60 hizo detonar la gran cantidad de explosivos.
Por causas del destino, Marco salvo mi vida y yo no la de el. Al salir de las ruinas de donde nos encontrabamos, Marco, me llevo hasta un claro en el desierto, lleno de espinosos cactus; dispuse a hacer lo que el me dirigiera, ya que nos encontrabamos solos, estaba desarmada, estaba muy exitada por la batalla con Allen. Eramos dos personas en edad adulta, en un silencioso y tranquilo claro del desierto de Arizona, sin nadie alrededor para que interrumpiera.
Poco a poco me fui acercando a el, con charla tras charla; pero antes de llegar a algo, Marco me enseño algo que hasta el dia de hoy me hace admirarlo.
Marco introdujo la mano en un cactus, presionando en su interior unos controles, los cuales le permitieron hacer salir a la luz un Slug Flyers.
En ese momento no comprendi, pero al poco rato cuando me encontraba en la ciudad, Marco me explico que lo que a el mas le importa son sus amigos, y se alegraba que estuviera bien;ahora queria saber si el resto del equipo corria con la misma suerte...
Finalmente reunimos a todos nuestros amigos; y como costumbre Marco me asigno de nuevo con Fiolina y el se fue con Tarma. Unas horas mas tarde, al final del brutal combate.Marco se negaba a abandonar a su suerte a un valioso aliado; un poco mas y no logramos salir, si no fuera por la intepida intervencion de Rumi en un helicoptero de rescate. Durante el repliegue, casi no logro hacer entrar en razon a Marco, ya que se negaba a abandonar a alguien en el interior de ese monstruo tan horrible...con la ayuda de Tarma, logre sacarlo de alli, pero el se veia muy triste durante todo el vuelo de vuelta a casa.
Hace unas noches, durante los festejos por motivos de celebracion de la paz que ejercia en toda la humanidad...decidi que queria que mi oficial al mando me comprendiera un poco mas.
Esa noche, el general de division, organizo un gran banquete y un baile en honor a nosotros cuatro, el llamado Team Slug. Vi mi oportunidad de oro para acercarme a Marchirius, durante el festejo, se bien que tal vez no le interese;soy solo una joven, a comparacion de las otras chicas con las cuales suele gustar salir, en sus momentos de descanso.
Esto nos trae a esta noche..tan ansiada por mi, mi cuerpo lo necesita, pero primero debo de conquistarlo, para avnzar a 3era base...
Algunos piensan que la guerra no trae nada bueno;pero a mi si. Durante las ironicas y belicas guerras que pase estos años, tuve el placer de luchar al lado de los mejores soldados de la Armada, podia ofrecer. Primero estaba Tarmicle, Tarma para los amigos, quienes combatimos contra la tirania y opresion del regimen capitalista de Devil Rebirth desde el inicio. Ganamos la batalla , por poco...unos años despues, Devil Rebirth hizo una reaparicion, en el medio oriente; de inmediato se nos informo de esto. Pero esta vez fue muy distinta, resulto ser mucho mayor que otras ocasiones en nuestros enfrentamientos...un teniente amigo mio de la academia, nos asigno a dos preciosidades para ayudarnos a combatir al mal; una era alta y rubia y la otra bajita con pelos de fuego pero muy rebeldes.
La pequeña tenia lo suyo, tanto que dejaba en verguenza a la alta...al ser presentados, me entere que la chica rubia era la famosa asesina Menphis Bombshell y la chica de red-hair, era la ultima descendiente de la legendaria familia Germi, y por logica, debe de ser la hija del que una vez fue mi oficial al mando...el Coronel Alessandro Germi.
Al estar recibiendo instrucciones esa misma tarde, Tarma me golpeo las costillas, con en señal, que me diera vuelta. Al darme vuelta, note los bellos ojos azul cielo, que me observan muy detenidamente, desde atrás del proyector. Tarma se burlaba de mí, ya que la dueña de esos hermosos ojos azules, era la temida Memphis Bombshell.

Durante días y días, Tarma me molestaba, con frases tontas, como: “Eri y Marchirius sentados en un árbol besándose” o “Marchiruis le tiene miedo a las rubias peligras” o a veces me gritaba “El Güero y la Güera se quieren casar y tener muchos güeritos”. Esto solo me decía una cosa en particular, a el le gustaba Eri, y no toleraba que yo le arremete más que él.

Durante los primeros meses, mi relación con esta peculiar y difícil chica, era muy nefasta. Al principio intente simpatizarle como amigo, pero me hacia malos gestos o uno que otros apretón, y no respectivamente de manos (auch). Unos días de licencia, seguía los consejos que me otorgo una vez el coronel Cosaco, digo Germi… invitándole una soda; pero la chica en vez de una soda prefirió varias cervezas, lo más sorpréndete de esto era que ella bebió una poco más, y yo me embriague muchos más que ella.

Termina haciendo el ridículo, al hacer una de mis famosas poses de kun-fu; asiendo quedar mal aquella chica. Para mi mala suerte, es la única chica que se ríe de mis poses y tonterías al estas bien “abstemio”.

Fracase por un tiempo, para hacerme su amigo, cada vez que me acerco a ella, o se hace la indiferente o me hace la indeferencia. En los años próximos y la batallas, me hice acreedor del mejor escuadrón de la armada entera… mi hice de fama, al ser considerado con el terror mismo de Devil Rebirth. Un día que viaje a Genova, Italia, para visitar a mi antiguo oficial al mando; cual seria mi sorpresa, que la Fiolina les había hablado mucho sobre de mí, y de las veces que le salve la vida…

Fui recibido como todo un héroe, no solo por derrotar al enemigo, si no por cuidar bien a la única heredera de la gran fortuna Germi, la cual nunca me “llamo la atención”. Durante el tiempo que estuve hospedado en la mansión Germi, Alessandro, me insistía a diario, ¿sobre si tenia novia o algún compromiso?, ya que el quería que la próxima generación fuese de sangre de militares; esto me ofendía. Se bien que Fiolina, no es una asesina, pero no merece ser despreciada por su propio padre; Fiolina no merece esto, así que decidí, aceptar la propuesta, para que Alessandor no siga menospreciando a tan hermosa criatura…

Al regresar a la Base, me encontré con la gran noticia; al parecer Fiolina, había contado a sus amigas en la base sobre: “Desde hoy el Mayor Marchirius Rossi es mi prometido”. Todo por hacer un favor, por suerte para mí, Eri y Tarma se encontraban en la tierra del sol saliente, visitando sus viejos amigos.

Luego de días de insistencia constante, Fiolina, me hizo caer en la tentación; en esos momento yo sentía mucha atracción hacia ella, pero ahora se bien de lo que se trataba, era simplemente atracción física… una noche con el cielo lleno de estrellas, en el desierto de Egipto; la falta de humedad en el viento, me hizo abandonar el campamento en la bases de la pirámides, que nos enviaron a investigar; dentro de las cuales encontramos cientos de milenaria y hostiles momias, las cuales nos quieran como platillo principal…

Me puse el calzad por la innumerables cobras que habitan esta área; al salir de la carpa, con dirección al la caída de agua que se encontraba en la entrada a las ruinas, junto a la cabeza de la segunda esfinge; llegue hasta el vital líquido, saque mi cantinflora y dispuse a llenarla… mientras se llenaba, escuche un chapoteo en el agua; por pura coincidencia, emergió a unos seis metros de mi, la despampanante rubia; las cual únicamente bestia una delgada panti, la cual era transparentes… sus sedosos y dorados cabellos cubría las puntas sus bien formados senos; el agua recorría cada rincón de su perfecta anatomía; no podía dejar de verla, pero era muy intrigante, nunca pensé que me permitiera estar tan cerca de ella; al fin se dio cuenta de mi presencia, se acerco poco a poco cubriendo su busto con su brazo izquierdo… al momento de estar frente a frente, solo paso por mi mente, que placer había sido esa experiencia. Eri, solo me sonrió por unos instantes, ya que mi rostro se encontraba completamente enrojecido; paso a mi lado sin decir nada, pero en el interior sentí, que la había ofendido al observarla mientras se aseaba, fue un accidente, pero eso no es excusa.

Unos años pasaron desde aquel incidente, que creo que ella ya olvido; poco a poco volví a ganarme su respeto, y amistad… pero por mala suerte estoy en una relación con Fiolina.

Me encuentro en un predicamento, amo a Fiolina, pero últimamente, he sentido como si algo me hace falta… En el aniversario de la derrota de los MarsPeople, el General nos organizo una gran juerga, en honor a mi equipo que es el mejor, tanto en combate como en amistad.


La noche ha llegado, la fiesta estaba en su apogeo… me prepare lo mejor que pude, peine mi cabello, compre un hermoso vestido azul, muy a la moda, que me costos mis ahorros, pero debe valer lo que pague, por que me lo garantizaron, que al usarlo llamaría la atención de todos.

Así fue, al entrar a auditorio, todos los soldados me veía, no me lograban reconocer… no lo podían creer, que yo era la chica más temida de toda la armada. Como siempre, Fiolina mostraba sus encantos con un gran escote, al lado de Marco, quien parecía haber quedado sin habla a verme, su quijada estaba casi en el suelo, al igual que la de Fiolina, Tarma, y los demás.

Esa noche trate de separar a Fio de Marco, al derramar por accidente mi copa de vino en ese fino vestido negro…

Esa noche de la fiesta fue inolvidable, salí temprano para recoger a Fiolina y llevarla al auditorio; en el camino le pedí un favor a Tarma, el cual era que me hiciera en nudo de la corbata… fuimos unos de los primeros en llegar; al disfrutar de la fiesta, comida y bebida, casi olvido que mi equipo no estaba completo.

La más joven de mi equipo faltaba, y como dicen si un equipo no se lleve bien, terminara muerto en combate… sacudí un poco a Tarma, quien estaba más ebrio que de costumbre; ya que estaba coqueteando a Rumi y su hermana Madoka, las cuales, estaban una poco aterradas, por el comportamiento de Tarma.

Al interrogar a Tarma, él me contesto que no sabía el paradero de Eri; y él se dice ser su pareja. Poco después, entro una bella joven, de pelo rubio y ojos azules, su belleza era segadora, tanto que le robe las gafas a Tarma y me las puse… de inmediato fui fascinado por esa belleza que irradiaba de su cuerpo, al observar detenidamente, note algo impactante, era Eri…

Luego que Fio, fuera al baño a limpiarse, las chicas empezaron a murmurar sobre, ¿Quién es esa? No salían del asombro, que la chica más ruda, ósea yo, las haya opacado en una celebración tan importante; de inmediato entable conversación con Marco, y Tarma quien casi se caía de lo ebrio que estaba o de la impresión.

Afortunadamente, el DJ contratado por los novatos, empezó a hacer sonar un vals para las parejas mas apegadas… de inmediato Marco me tomo de la cintura y empezó a bailar. Mi mente me advertía, que se trataba de un cruel broma; pero mi corazón, me indicaba que no dejar pasar tal oportunidad…

Paso tras paso, que daba junto a la rubia, veía como los ojos de Tarma, se llenaban de celos. Aun le gustaba, en el más profundo de él, se encontraba el sentimiento más querido que una vez compartió con ella… fue parte mía la culpa, lo admito, nunca le ayude a conquistarla, siempre deje que el diera el paso solo, ya que esa fue su ruina…

Sujetaba sus fuertes manos, para que nunca se apartara de mí, él hacia lo mismo, ya que la música y las pasos de baile lo hacia quererme cada vez más y más…

No sabia lo que sucedía, de pronto un sentimiento de afecto, no de amor puro, surgió de mi interior por la que una vez solamente fue mi subordinada. Nunca experimente algo así, su cuerpo junto al mío, me hacia desearla cada vez más y más, ¿pero ella sentirá lo mismo por mí?…

Mi encontraba cerca del clímax… no podía resistir más, mi cuerpo lo desea, mi corazón lo amaba, mi cabeza lo pensaba… era ilógico pasar esta oportunidad, nunca me perdonaría… tome la decisión de entregarme a mis instintos, así que junte mi boca con la suya y le lance un profundo beso…

Antes de tener respuesta, recibí el flujo de información de su parte; la chica rubia, me tomo muy suavemente del rostro y empezó a besarme tan apasionadamente como una obra de teatro…

No me importaba las críticas de los demás, no hay importancia que hablen, no me importa que le digan algo a Tarma o Fio, yo voy a ser feliz al fin, después de tantos años, sola y sin nadie a mi lado…

Eri estaba muy excitada, ya que me tomaba con tal fuerza, que casi sentía que me dejaba sin aliento. Pero antes de poder oponer resistencia, mi sometía a tan apasionado beso. Tanto tiempo, que al despertar, no encontraba a nadie a mi lado, una que otra aventura de una solo noche, no era lo que buscaba, ahora comprendo que mi búsqueda llego a su fin…

Marchirius, mi amor perfecto; nos terminamos de besar, antes de se armara un alboroto; ya que Fio había regresado, con un grupo de chicas que le había informado de mi comportamiento…

Nunca imagine, que lo que sentía por Fio, solo fuese amistad y no amor; ya que al ver que Fio, llegaba con la cara llena de lagrimas, completamente destrozada, con un corazón roto; me indigne, pero que puedo hacer: Dejar a Fio por Eri o quedarme con Fio y dejar a Eri…

Fio se encontraba destroza. Al ver a su amado Marchirius, en mis brazos besándome, la impacto. Fio se dirigió hasta Marchiruis, con la cara baja… se paro frente de él, y le dijo unas cosas en italiano, que no pude entender…

Mi mente y mi corazón, estaban, completamente perturbados. ¿Cómo pude dejarme seducir o engañarme tanto tiempo por un amor? Eri, no era el único problema… Fiolina, se me acerco, con una cara llega de ira y dolor, en su dialecto nativo, me hizo horribles agravios a mi persona; pero algo era terrible, al escuchar todo esto no le di importancia alguna. ¿Cómo es posible que me traiciones? Era una de las tantas cuestiones que exigía aclarar con ella en ese lugar. Otras cosas fueron algo perturbadoras, como: Yo fui su primer amor, su primer novio, has sido el único que ha estado con ella; hasta llegar el punto de que: ¡Pensé que algún día tu y yo formaríamos una familia y tendríamos un bebe!

Jamás pensé que un acto de generosidad llegara a ser tan molesto, así que le me decidí a contar la verdad. Fio cayo al suelo, llorando sin control al escuchar, que por la única causa que accedí a ser su pareja, fue por salvarla de los desprecios de su padre, el cual la odia por el simple hecho se una mujer, y no barón por eso podía seguir la línea de sangre de la familia Germi.

Tarma, lanzo un puñetazo a Marchirius, no permitiría que él pudiera alejarme de su lado; Marchirius recibió el golpe en su mejías derecha… de inmediato, tome un poco de impulso y le di una de patada al hígado al capitán, quien a la vez cayo al suelo. Lo que note que Fio no dejaba de llorar, me sentía terrible, por que había hecho…

Tarma me golpeo, pero Eri le golpeo a su vez dejándolo en el suelo… al ver nuestra disputa unos chicos intentaron separarnos; pero por accidente Eri empujo a uno de ellos, el cual fue a dar a la mese de las chicas, cayo en esta tirándoles encima de las chicas las comida, a su vez los novios de estas, empezaron a golpear al que había caído en la mesa, de inmediato, sus compañeros de unidad se unieron a la pelea…

Al final de la noche, la fiesta se había convertido en una batalla campal entre nuestros soldados…

Al día siguiente, se rumoraba, que yo estaba embarazada de Marchirius; ya que era la única explicación que había al comportamiento de el anoche con migo, lo cual era ilógico, no he conocido el placer de hacer el amor con un hombre aun, se bien que me he quedado a solas con Tarmicle, pero nunca permití sucediera algo intimo entre nosotros, él era siempre insistente, al punto que casi llegue a caer en la tentación, pero en ultimo instante, me daba la vuelta y me alejaba… poco a poco los rumores alcanzaron niveles críticos, unos decid que Marchirius y yo estabas confabulando contra de Fio, para quedarnos con todo su dinero… no podía tolerar las miradas de los demás, cada uno pensaba que yo era una maldita, que solo quería arruinarle la vida a una pobre chica…

Mi vida nuca pudo haber sido peor, mis amigos no me hablan, Eri se siente muy avergonzado por su comportamiento, Tarmicle no me habla por lo que le hice, y Fio, no la he querido ver ya que temo romperle un poco más su tiernos corazón, como si se pudiera. Al ir al comedor durante la hora de desayuno, escuche murmurar a todos, sobre planes de conspiración y otra tontería que tenia. A un soldado, que hablo demasiado sobre nosotros, lo tome del uniforme y lo obligue a hacer tantas lagartijas, hasta que se desmayara. Luego de eso me subí a una mesa, de allí arriba les grite a todo: “Es mi vida amorosa, así que no se metan, además, la bebida se me subió a la cabeza, y no recuerdo nada”.

Los ánimos se calmaron, de inmediato, los rumores cambiaron, uno de ellos decía que esta muy ebrio anoche y no reconocí a quien besaba, al igual. Por fortuna mi desafortunada situación sirvió de ejemplo para los soldados, muchos que eran bebedores empedernidos, dejaron el vicio de inmediato, para no perder a sus seres amados…

Al llegar el almuerzo, el rumor del día, era que Marchirius me beso y yo igual a él, ya que estábamos muy ebrios para distinguir… no lo podía creer, el muy infame, me mintió… el fue al primer hombre que le expreso por completo mis sentimientos, y luego dice que esta ebrio, y por eso mismo lo hizo, ¡No se lo perdonare jamás! de inmediato, afile muy bien mi hacha, cargue mi revólver, y me prepare para darle una de mis famosas palizas, que me dieron mi sobrenombre, pero antes me doy una ducha, quiero lucir radiante para golpear a mi amiguito…

Saben nunca han sentido, ¿Qué algo muy malo les sucederá? Bueno es la sensación que tengo en mi interior desde el almuerzo ¿o son las enchiladas? Esa tarde me dirigí al dormitorio de las SPARROWS, para disculparme con Eri y arreglar mi situación ante Fiolina; poco me fui aproximando a las barracas, al ingresar en ellas, note que todas las chicas estaban en entrenamiento, ¿Por qué no revise los horarios? ¡Maldición! Decidí que era mejor regresar en otro momento, para hablar con mis compañeras.

Me disponía a salir muy tranquilamente, por la puerta del frente, antes de llegar a esta, salio Eri, del baño, envuelta un toalla rosa, y otra en el cabello… la que se me armar, Eri noto de inmediato mi presencia, sujeto su toalla, con una mano, alzando la otra, pensé que me golpearía donde más duele, o algo peor, pero solo recibí un simple cachetada de la maestra de combate mano a mano…

Al terminar mi refrescante ducha, y salir a vestirme, note que Marchirius, estaba afuera del baño; de inmediato me llego la idea de vengarme por lo que había dicho en el comedor y haberme despreciado, tome con fuerza mi toalla, sujetándola para que no cayera, levante mi mano y me disponía a dejar incapaz de procrear a Marchirius… pero algo me detuvo, al ver sus rizos rubio iguales a los míos, ojos cafés, y rostro bien tallado, de inmediato se me fueron las ganas de golpear a mi oficial superior, por primera vez en mi vida, no tuve deseos de hacer daño a alguien. Solo para reaccionar le di una inofensiva cachetada en la cara, ya que aquel momento vino a mi mente el recuerdo de aquella noche en la pirámides de Egipto.

Comprendí de inmediato que esta seria la única oportunidad para declarar mis sentimientos…

Al recibir mi merecida cachetada en la cara, note que Eri se calmo, de inmediato comprendí que esta seria la única oportunidad de declarar mis sentimientos…

Al abrir mis labios y expresar lo que sentía por aquel Mayor de Peregrin Falcon…

Al abrir mis labio y exclamar mi sentir por aquella Sargento Segunda SPARROWS…

Escuche lo que en verdad desea que alguien me digiera en mi vida de soledad, desde el orfanato hasta mi servicio en la fuerzas especiales, sentí que era lo hora…

Escuche el calido susurro del amor, toda mi vida la he pasado en las fuerzas P.F. y nunca pensé que alguien quisiera esperar cada noche por mi llegada luego de una misión. De inmediato bese a la que se convertiría en mi compañera definitiva para toda la vida…

Un fuerte abrazo de parte del hombre que amo, fue suficiente, para dejar a un lado el remordimiento que sentía por haber arruinado la noche anterior; mi corazón estaba muy exaltado, sentía un podo de humedad, color y demás, así que de inmediato me decidí a entregármele por completo, ya que tome todos estos años de misiones y batallas infernales como una cita tras otras…

Eri se aparto de mí, pero no para retirarse, quito el nudo de su toalla, dejándola caer al suelo muy lentamente, dejando descubierto su bien torneado cuerpo. Una vez fue solo una chica, pero después de tanto batallas a su lado no me había dado cuenta que se había transformado en mujer. Decidí que lo mejor seria continuar, ya que amaba más que a nadie en el mundo…

Marco, me tomo entre sus torneados brazos, y me abalanzo en una de las literas de las habitaciones circundantes, comenzó a pasar sus manos por cada centímetro cuadrado de mi ser… mientras me besaba tan apasionadamente como yo lo hice la noche anterior… poco a poco le fui despojando de su ropa, aquel famoso chaleco rojo, quedo en el suelo, muy lentamente deslice mis manos hasta su cinturón, desabrochándolo, él me ayudo a retirar sus pantalones, dejando caer su arma en el suelo…

Nuestros cuerpos estaban completamente desnudo, unido, en un masa vertical de amor y lujuria, Eri se encontraba debajo de mí, lograba acariciar su envidiado cuerpo, sus rizos rubios, y su suave piel. Antes de empezar, decidí usar protección, tome el único que tenia en un bolsillo de mi chaleco, ya que siempre estoy preparado, destapando el envoltorio, deslizándolo por todo su exterior termine de colocarlo, pero note que Eri, no dejaba que yo empezara, se negaba a que su primera vez fuera sin sentir nada real…

Me negué a ceder, lo único que tengo en la vida, que he cuidado con tanto esmero desde mi adolescencia, en los baños de la armada o incluso en mis noches de desvelo. Comprendo la mente de Marco, piensa que puede dejarme en vergüenza, pero es algo que debe de suceder al paso de los años al estar a su lado. Este pensamiento también paso por la mente de Marco, quien se lo retiro...

Al retirar mi protección, Eri cedió al fin, me indico que no fuera tan brusco con ella, ya que era primera vez en que esta a solas con migo, comencé muy lentamente para no lastimarla, poco a poco sentir un calor en mi entrepierna, al asomar mi vista note algo muy conmovedor, un pequeña corriente de viento rozaba nuestros cuerpo que no se apartaban de una abrazo lleno de pasión…

Al fin sentí lo que era ser mujer, el mejor regalo que alguien pudo darme, y en especial el hombre que he elegí hace ya tanto. No me importo nada, no quería que me abandonara, con mis piernas lo sujetaba, una pequeña sonrisa resplandecía en mi rostros, lo sentía que me amaba, y yo a él. Por un largo periodo de tiempo, ambos nos expresamos lo que sentíamos, pero ese mágico momento tubo que terminar, la chicas habían regresado de su entrenamiento, así que mi amado me cubrió con una sabana y se vistió…

Al terminar con Eri, nunca me había sentido así, nunca una mujer me hizo feliz, antes que ella, pero al fin mis dudas se aclararon, ahora se a quien amo más…

Marco salio de la habitación, y yo decidí darme otra ducha, para asearme un poco, mi cuerpo entero estaba irradiando calor, nunca sentí nada igual, al pasar mis manos entre mis piernas, sentía aun lo que hizo sentir Marco, sus caricias y besos. Al caer al agua por mi cuerpo, las espuma de jabón arrastro al desagüe lo ultimo de mi tesoro más cuidado, que ahora le pertenece a alguien muy especial, al ducharme, entro a mi lado Fio, para economizar agua, de vez en cuando nos bañamos juntas; ella se dio cuenta de la coloración de la espuma, de inmediato paso su mano sobre mi entrepierna, contemplando su más acérrimo miedo…

Cuando salí de las barracas me encontraba tan satisfecho, que ni siquiera le puse atención a Fio, quien se me acerco, con gran entusiasmo, para ya que se había enterado de mis palabras en el comedor. Fio creyó que yo la estaba esperando, para pasar la noche con ella, pero no fue así, solo le pase de largo; pero en mi descuido mi protector resbalo, resbalo de mi bolsillo, donde lo guarde para luego tirarlo; Fio lo recogió y vi como sus grandes ojos se llenaron de horror, al ver que no estaba en su envoltorio. De una cachetada, de dijo que había terminado todo, ya que ella sabia qua la única adentro de las barracas era Eri; no dije palabra alguna, solo me marche, antes irme observe que Fio se introdujo muy rápidamente dentro del baño…

Fio me golpeo la cara, de una puñetazo, y yo le respondí de igual forma, pero al ser más fuerte, la tira al suelo, luego de eso ella no pudo poner se pie, esta muy lastimada; la ayude a levantarse, y la saque de la ducha, la sangre escurría de su boca, esta lastimada, no físicamente si no sentimentalmente. Al día siguiente escuche la noticia que Fio, había pedido su traslado a otra asignación, lejos de mi y de Marco…

Un poco después supe que Fiolina, regreso a Italia, para visitar a su familia, tal vez para darse una nueva oportunidad con el amor, en cuanto a mi buen amigo Tarma, resulto ser, que me golpeo en la cara por que no me reconoció, además de eso el tiene u romance muy escondido con Rumi. Tanto Eri y yo nos sentamos a jugar en la computadora, hace unas noche le enseñe a hacer un combo especial…

Mi siento segura y muy querida al lado de Marchirius, que ahora se convirtió en mi esposo, y lo bueno es que estoy esperando al fruto de aquella tarde en las barracas, sin es niña le llamaré Elissa y es barón lo nombrare Eleazar por el padre de Marchirius.

Fin…

¡Gracia a Todos!

¡En especial a ustedes mismo, que sin su apoyo nada de esto seria capaz de realizarse!

La historia puede ser algo fuera de si, pero de eso se trata, y créanme cuando le digo que esto es más real de que aparenta.

Las evidencias no mienten, además de eso, a quien más le cedería Eri.


Les agradezco el tiempo de lectura, ya que mi objetivo es impulsar este hábito en las personas…

Atentamente…



Juancho

Bueno amigos, eso fue el primero de los Fics de Juancho, lo transcribi tal cual el me lo paso, yo no modifique nada asi que espero les haya gustado y cualquier cosa contacten con el.



Hola Invitado recuerda leer el Reglamento

RISE ABOVE HATE
avatar
Tarma Jones
Sargento 2º
Sargento 2º

Cantidad de envíos : 825
Karma : 7
Fecha de inscripción : 13/10/2009
Edad Edad : 37
Localización : Argentina, Ciudad de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

mensaje Re: Deseos Incontenibles por Juancho DLN

Mensaje por Archer el Vie Nov 13, 2009 8:24 pm

oooorale....esta bueno, buenisimo jajaja
avatar
Archer
Soldado
Soldado

Cantidad de envíos : 53
Karma : 0
Fecha de inscripción : 23/10/2009
Edad Edad : 27

http://galaxyempire.foroactivo.com/forum.htm

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.