::METAL SLUG FORCE COMUNITY::

El supuesto 1er fic.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

mensaje El supuesto 1er fic.

Mensaje por GaLdEr el Jue Dic 02, 2010 9:30 pm

Pues bueno, el primer fic que iba a corregir se convirtio en algo distinto; en esta ocasion tengo a un invitado el cual me agrado su personaje de medico en la seduccion; tar10, de una vez aclaro que este personaje no es mio, le pertenece totalmente a tar10, todos los derechos son reservados,(por supuesto el me dio permiso). Este fic sucede en torno a los acontecimientos del ms6. Bueno pues, subo la 1ra parte de una vez, ya que volvere a estar ocupado y estare algo inactivo. Nos vemos amigos

Detalles.

Después de la batalla que sostuvieron el equipo ikari warriors frente a Magaki, uno de los miembros más poderosos de los denominados “los de la tierra lejana: heraldos de orochi” nuestros amigos han tomado un breve descanso de una batalla la cual les supuso un gran trabajo, mas me atrevería a decir que la sostenida con el cartel de N.E.S.T.
Cada quien se encontraba en distintas actividades; Whip en sus tiempos libres la pasaba en casa de Kula, ya que desde hacía un tiempo se habían vuelto amigas inseparables.
En el cuarto de Kula:
Whip - …¿Entonces eso quiere decir que no te agrada ni un poco K?
Kula - ¡Pues no!, solo porque está detrás de mi todo el tiempo cuidándome no quiere decir que lo ame.
Whip (sonriendo pícaramente) - ¿Uhmm?, ¿y quién hablo de amor?
Kula - ¡¡¡¡¡¡!!!!!
Whip – Te has puesto roja.
Kula (tapándose la cara con una almohada) – Eres una torpe, te odio.
Whip - ¿De verdad?
Kula - …... No.

Clark por su parte se dedicaba a pasar una tarde tranquila pescando:
Clark – Paz y tranquilidad. Ahora veamos, el cebo tiene que ser el precisó para una buena pesca.
Mientras decía esto, se dedicaba a acomodar el cebo en la caña, y acto seguido lanzó esta al rio.
Clark – Seguro consigo algo bueno.
Después de un par de minutos, el hilo de la caña comenzó a girar, y Clark en seguida jaló de ella. Por su parte, lo que pasaba debajo del mar era algo curioso: el pez mordió el anzuelo, pero logró liberar el cebo de la caña; aun así Clark seguía encontrando un poco de resistencia: ¿Qué era entonces lo que atrapó?
Clark – Excelente, tengo…
Cuando jaló por completo la caña se topo con una sorpresa:
Clark - …una bota. Bueno, por lo menos me servirá de algo; se la regalaré a Ralf para que acomplete de nuevo el par non que tiene, recuerdo que la misión pasada perdió el izquierdo: y que casualidad, este es también izquierdo.

Leona no acostumbraba salir mucho, solo cuando Whip la obligaba a salir con ella; es por eso que se la pasaba en las instalaciones de la armada:
En el hangar:
Leona miraba con detenimiento a un equipo de mecánica que reparaba un Slugflayer, a solicitud de la armada regular, por parte del Teniente del primer batallón Tarmicle Roving III, puesto que su laboratorio especializado en meca-trónica había sido destruido en un ataque sorpresa de los rebeldes. En eso se acerco a ella un miembro del equipo que supervisaba la reparación de este.
Clifford – Que tal señorita Leona, Hace mucho que no venia por aquí: ¿Se le ofrece algo?
Leona – No. Solo miraba.
Clifford – Ok.
Clifford se dirigía a su oficina, y en eso pensó en algo:
Clifford - Señorita Leona, ¿Le gustaría tener una partida de ajedrez conmigo?
Leona – No se jugar. (Que respuestas tan ilustrativas, pero en fin, estamos hablando de Leona, no es de sorprenderse)
Clifford – puedo enseñarle.
Leona – Bueno.
Ya en la oficina de Clifford:
Bien, el juego es básicamente estratégico, tiene que pensar en los movimientos exactos pera poder llegar al rey y declararlo en jaque-mate…
Clifford le explicaba a santo y seña desde el origen de este, hasta los movimientos de cada pieza, y las reglas; en fin, todo lo que hay que saber para poder jugar el ajedrez. Leona con una serenidad sorprendente ponía atención a todo lo que decía Clifford.
Clifford – Bien, si ah entendido, entonces a jugar.
Leona - ……
Entonces empezaron su partida, Clifford comenzó a mover los peones, mientras Leona hacia lo mismo, pero al quinto movimiento de Clifford, Leona lo puso en Jaque-mate.
Clifford - ¿AAHHHH?
Leona - ……
Clifford – Uhum, suerte de principiante, nada mal. El que sigue.
Y así comenzaron mas partidas, y cada vez se unía más gente del equipo para observar el juego de Clifford y Leona, pero solo lo hacían por una cosa:
Jun – Ja jaja, la señorita Leona volvió a ganarte.
Travis – Eso duele amigo, no había visto una derrota total desde la pelea de Margarito contra Paquiao.
Danny – Que se le puede hacer, la señorita Leona es muy inteligente.
Todos – JA JAJAJAJAJA JA.
Clifford se encontraba en una esquina solitaria agachado como si el mundo fuese a acabarse. Y Leona solo permanecía callada con su acostumbrada serenidad.

Ralf a su vez estaba degustando de lo que para él era el placer más grande del mundo: una deliciosa cerveza.
En la taberna:
Ralf – Ah… si tan solo Clark estuviera aquí, de lo que se pierde.
Mientras Ralf decía esto, daba un sorbo al tarro de cerveza que tenía en frente.

Como verán, todos disfrutaban de su día libre, sin darse cuenta de lo que pasaba a su alrededor, y del evento que se avecinaba.
En la taberna:
Una figura tapada con una túnica café se encontraba en una mesa algo alejada de la barra, se mantenía callada, y solo sorbía de vez en cuando de la pajilla que tenía enfrente, de lo que parecía ser una bebida especial, parecida al saque. Miraba sigilosamente a Ralf, procurando no llamar su atención.
Ralf - ¡Bien, ya es la hora!
Whip le había pedido recogerla en casa de Kula, y así irse juntos a los cuarteles.
Ralf pago la cuenta y se dirigía a la salida, aquella persona saco un par de monedas y las dejo sobre la mesa, y en cuanto Ralf abandono el lugar, se levanto para seguirlo.
Ralf – Mmm… parece que me ah surgido un admirador.
Ralf había notado la presencia de la persona en la taberna, y dejo que le siguiera una par de calles, donde después Ralf giro para adentrarse a un callejón.
Es entonces que la persona en la taberna apresura el paso para dar vuelta y no perder de vista al objetivo. Pero al dar por completo la vuelta, Ralf había desaparecido. Rápidamente se apresura para salir al otro lado de la calle, con la esperanza de volver a encontrarlo, sin tener éxito.
???? - ¡Demonios!
Ralf (Detrás del desconocido) – ¿Buscabas a alguien?
???? - ¡¡¡¡¡
Antes de poder dar la vuelta, Ralf lo tomo por el brazo aplicando una llave a su cuello.
Ralf – Dime quien eres y que es lo que quieres de mi.
???? – Hmm.
Ralf no pudo sostener al sospechoso mucho tiempo, ya que pudo darle un pisotón y un codazo en el estomago.
Ralf – Argh.
???? – Je je.
Ralf – Seras-
Justo en ese momento, los dos fueron rodeados en ambos lados por soldados de la armada rebelde.
Ralf – Esto se pone feo.
Ralf comenzó a aplicar algunos movimientos contra sus oponentes:
Ralf – VULCAN PUNCH; ORRIRIRIRIRAH (el oriririririah es la onomatopeya del golpe de Ralf, aquel sonido que hace Ralf en los King of Fighters cuando lo aplicas).
Por su parte la misteriosa persona mostraba agilidad al esquivar los navajazos y una que otra bala de sus oponentes, y arrojando pequeñas bombas, parecidos a petardos, los cuales causaban un daño extremo.
???? – ¡Mueran bastardos! JAJAJAJA
Ambos consiguieron abrirse paso a ambos lados del callejón, cada uno apartándose al lado contrario. En las calles ahora vacías donde las personas ya se encerraban en sus casas, se encontraban un par de M-15A Bradley, que se enfilaban para atacar a Ralf.
Ralf – Se necesita más que eso para vencer al grandioso Ralf. ¡¡¡¡GALACTICA PHANTOM!!!!
Ralf sale disparado con una velocidad increíble. Los tanques de inmediato estallaron en pedazos en una cortina de fuego y humo.
Soldado – Te tengo en la mira; seguro me darán un asenso por esto.
En la azotea de enfrente se encontraba un rebelde con un rifle de francotirador en mano, y comenzaba a centrar a Ralf. Puso la mano en el gatillo, pero de pronto la mira se torno negra.
Soldado - ¿Qué?, ¿Pero que dem-
???? - ¿Te has dado cuenta que tu mirilla se ha puesto negra? Pues tu futuro es aun más negro.
Era el personaje con túnica el que estaba bloqueando con la mano la mirilla, y de un golpe certero en la nuca desmayo al rebelde.
Posteriormente regreso al lugar donde se encontraba Ralf, quien se deshacía de un par más de rebeldes.
Ralf – Parece que últimamente me eh vuelto muy popular. Ahí estas; ¿me puedes explicar que es lo que está pasando? ¿Y por qué me sigues?
La persona con túnica se despojo del capuchón en su cabeza, liberando parte de su cabellera rubia.
Eri – Me llamo Erissa Kasamoto, Sargento primera clase de la armada regular (haciendo saludo militar).
Ralf se quedo por un momento mirando las facciones de Kasamoto, se había quedado impactado por la belleza de esta.
Eri – (Y ahora que le pasa, se queda como un bobo mirándome, que desvergonzado). ¿Señor?
Ralf - … Ah, disculpa. Soy el Coronel Ralf Jones.
Eri – Lo sé señor, estoy al tanto de su posición, eh leído su expediente. Hemos investigado a fondo al escuadrón del Capitán Heidern.
Ralf - ¿Investigado? ¿A qué te refieres?
Eri – Como usted sabrá, hace un par de años, nosotros la armada regular cumplimos con la importante misión de detener al psicótico personaje que por un tiempo puso en juego el destino del mundo: Donald Morden, el Hitler del siglo XXI. Hace 5 años, el lunático ex Marín Morden formalizó una alianza con Mars people para lograr el objetivo de derrocar el gobierno, suprimir a la O.N.U. y así poder expandir su poderío por el mundo. Sin embargo, fue en ese año que la sargento primera clase Fiolina Germi y yo nos unimos a la armada regular, participando y diseñando los planes para la caída de este, además de que fue de mucha ayuda cuando Mars people rechazo el convenio establecido, volviéndose en contra de la armada rebelde. Un año después formalizo un tratado nuevamente con Mars people, en donde este se comprometía a abastecer de minerales a la gente de Mars people, cediendo el permiso de visitar el planeta ilimitadamente, a cambio de donar tecnología extraterrestre y prestar fuerzas alienígenas. Sin embargo gracias a la fuerza y el adiestramiento de parte de la división de S.P.A.R.R.O.W.S y Peregrine Falcons, el Comandante de las fuerzas del Gobierno y líder del primer escuadrón Peregrine Falcons Marchrius Dennis Rossi, el Capitán del Ejército y Teniente Coronel del primer batallón Tarmicle Roving III, la Sargento primera clase en la escuadra Sparrows Fiolina Germi, y yo, tuvimos éxito en nuestra misión al detener a Mars people y Morden, quien había violado el convenio y robado la tecnología acordada, siendo atacado por estos.
Ralf – Mmm… pero eso no explica que tengo que ver con esto.
Eri – A eso voy: Hace dos meses, descubrimos actividad sospechosa en las montañas cercanas al monte Fuji; personal perteneciente al segundo escuadrón de la división Peregrine Falcons emprendieron el viaje a dichas montañas para investigar las extrañas apariciones de luces nocturnas; sin embargo no obtuvimos resultado alguno. Hace un par de semanas, mientras tenía lugar un campamento de instrucción a mi cargo en la prefectura de kanto, teníamos tiempo libre, emprendí un viaje a una colina cercana para relajarme del pesado entrenamiento, y mientras daba la caminata, pude notar no muy lejos una silueta un tanto familiar: un soldado de la armada rebelde; a unos metros de ahí lo esperaba ya en una cueva un soldado de alto rango de Mars people, aquellos que son de color blanco. Entraron a la cueva, y decidí seguirlos, pero mi sorpresa fue que dentro de la cueva ya no había nadie; busqué y registre de pies a cabeza la cueva sin encontrar siquiera una pista. Hemos investigado acontecimientos similares en distintas regiones, lo que nos hace pensar que Morden y Mars people se traen algo entre manos. Es por eso que nuestro general decidió reclutar a personal del Capitán Heidern, ya que como parte de la armada, y dada su exitosa trayectoria en los torneos de pelea que se organizan cada año, junto con la derrota del heraldo de orochi, declaró que ustedes eran el personal calificado para apoyarnos en esta misión.
Ralf – Ahora comprendo, solo que no entiendo porque el papeleo necesario no ah sido entregado en los cuarteles generales al Comandante.
Eri – El día de hoy los expedientes adecuados y los archivos, junto con la solicitud han sido llevados a sus cuarteles.
Ralf – Parece que el ikari warriors volverá de nuevo a la acción.
Eri – (Si tu lo dices. Lo que más me intriga es el porqué del surgimiento una vez más del tratado Morden-Mars people, si ambos se enfrentaron la última vez que forjaron la alianza, y termino muy mal. Esto no puede ser nada bueno.)
Ralf – Hay otra cosa que no entiendo, ¿Cómo es que sabias que estaba aquí?
Eri – Realmente no lo sabía, fui asignada para investigar la ciudad vecina, puesto que se tenían registros de actividad irregular a nivel estatal; sobornos para obtener escaños, policía corrupta, evasión de impuestos, cuentas bancarias irregulares, etc.… y como imaginaras, todo a cargo de la armada rebelde, Morden está desviando fondos millonarios a cuentas extranjeras, con ayuda de gobernación, mi deber era sacar información de los altos funcionarios que están apoyando a los rebeldes. Entonces vine a parar a esa taberna, ya que esperaba a un contacto, y fue entonces que le vi a usted, en esencia no tenía nada que informarle, puesto que la información necesaria llegaría con su superior, pero note que era vigilado por otros dos y cuando estaba a punto de salir, uno de ellos se le adelanto y el otro salió por la puerta de emergencia, entonces trate de alcanzarle para advertirle, fue ahí cuando casi me arranca el brazo.
Ralf – Lo siento, pero tu comportamiento era sospechoso. De haber sabido que era una mujer tan hermosa como tú, jamás lo habría hecho.
Eri – (¿Ah? ¿Acaso me está coqueteando?) Uhum… En vista de este acto por parte de los rebeldes, parece ser que ya sospechaban que pediríamos ayuda a los mercenarios de Heidern, puesto que en algunos torneos hemos sido de apoyo para los Ikari warriors, además de que ya sabían que yo estaba aquí.
Ralf – Pero solo en investigación, puesto que en acción solo eh visto a la Sargento que mencionas: Fiolina Germi. La verdad no te conocía en persona, solo había oído hablar de ti.
Eri – Uhum… la verdad es que la Sargento solo entro para vengarse de aquella mujer boxeadora: Vanessa, ya que sostuvo un amorío con el Teniente Coronel Marchrius, mientras que la Sargento y el Teniente solo eran amigos, pero al final solo fue admitida como apoyo. (El famoso striker.) Bueno, Ahora que usted Coronel ya está al tanto, es hora de retirarme, mi contacto no llego, tengo que informar al general Hyakutaro Ichimoji, [Nota: en algunos fics se maneja al citado personaje como el General de la armada regular, así que continuare la tradición.] como le comenté anteriormente, los detalles se le serán otorgados en su cuartel.
Ralf – Me parece bien. Espero con ansia trabajar junto con la armada regular.
Mientras Ralf decía esto, sostenía una sonrisa que a leguas se notaba.
Eri – (¿Podría ser más obvio? No lo creo) Con su permiso.
Eri se marchaba para abordar el jeep en el que venía, pero se llevo una no grata sorpresa:
Eri - ¡Pero qué chingados! ¡Malditos rebeldes hijos perra!
El jeep en el que venía había sido destruido totalmente; había sido volado por un proyectil de un M-15A Bradley, y había quedado esparcido por todas partes, lo único que quedo presentable fue la carrocería, ahora Eri tendría que ir a pie, a menos que se metiera y empezara a patalear dentro de la carrocería, así como los picapiedra; Erissa Picapiedra.
Eri - ¡Demonios!...Julia me va a matar, era un prototipo de $545.000 que realizo en el taller de mecánica. Mierda.
Ralf se quedo impactado por las palabras de la güera.
Ralf – Ah, disculpa pero… si quieres te puedo llevar.
Eri – Pues no me queda de otra.
Ralf – ¿Cómo dices?
Eri – Quise decir que acepto su ofrecimiento Coronel.
Eri estaba realmente enfadada.
Ralf – llámame Ralf, ahora mismo no estamos en servicio, no tienes que usar formalidades. Toma mi mano.
Ralf también llevaba un jeep; un wrangler 2006 color negro, y ayudaba a Eri a subir del lado del conductor, en eso Eri sufrió un pequeño resbalón mientras abordaba, provocando que Ralf la tomara por la cintura.
Ralf – ¿Estás bien?
Eri – Si, gracias. (Pero si hasta la baba te escurre. Je je, creo que me divertiré un poco, y sirve de que mato dos pájaros de un tiro.) [¿A qué se referirá con dos?]
En el camino, Ralf ponía un poco de música para alegrar el viaje, mientras que Eri degustaba una bebida de naranja.
Eri – Realmente hace calor hoy.
Ralf – Tienes razón, el día de hoy hace-
Antes de que Ralf terminase su frase, Eri se despojaba de su pequeño chaleco verde, pero lo que hizo que Ralf se distrajera fue el movimiento de manos en su blusa negra, ya que la ondeaba para sentir la briza.
Ralf – C-calor.
Ralf sudaba a mares, pero no por el calor, sino por el movimiento de manos de Eri, puesto que para el eran movimientos muy sugestivos y sexis, además de que pudo apreciar parte del sostén de la güera.
Eri – ¿Te sientes bien… “Ralf”?
Ralf – Si, no es nada, es este sofocante calor. (Dios bendiga este glorioso día; ahora sé porque los cuerpos se dilatan.)
Eri – Si tú lo dices entonces no hay problema. (JAJAJAJAJA, desvergonzado, ni siquiera puedes disimular.)
Después de un par de minutos, llegaron a las instalaciones de la armada regular. En la entrada Eri mostro su carnet que la identificaba.
Soldado – Adelante, puede pasar mi Sargento.
Eri – Muy amable cabo.
Mientras se dirigían a los edificios principales:
Ralf – Maravillosas instalaciones, se nota que su General es un hombre muy generoso, tiene muy bien cuidada la propiedad, sin contar que el diseño arquitectónico es extranjero. Me puedo imaginar que las instalaciones principales en América son superiores.
Eri – Pues no te desmiento, estoy más acostumbrada ya al estilo occidental que al oriental, pero bien dicen que no hay nada como el hogar.
Después de 10 minutos de trayecto, Eri señalaba a Ralf dónde podía dejarla. Para su suerte, Tarma se encontraba cerca, a unos escasos 50 metros, revisando un SV-001.
Eri – (Ahora veras, para que aprendas.)
Tarma se percato de la presencia de Eri, quien estaba acompañada.
Ralf (dando la mano a Eri) – Permíteme.
Eri – Gracias.
Nadia – Has regresado por lo que veo; ¿Cómo te fue amiga?
Eri – Horrible, mi contacto no llego, el jeep de Julia fue destruido, y para colmo estoy pegajosa; necesito un buen baño.
Nadia - ¿Y qué explicación le darás a Julia?
Eri – No lo sé, ya pensare en algo; por lo pronto tengo que reportarme y dar mi informe.
Nadia le echa un vistazo a Ralf.
Eri – El es-
Nadia – Lo sé, el es el Coronel Ralf Jones, miembro de los ikari warriors, mi nombre es Nadia Cassel, es un honor conocerlo señor, mi primo me conto de usted, ya que combatió a su lado, junto con el Mayor Clark Steel, en Brasil en el verano del ´95.
Ralf – Entonces tu primo es Thomas.
Nadia – Así es, me contaba de sus hazañas llevadas a cabo por usted, a tan solo sus 17 años. Es usted muy conocido, es un ejemplo a seguir.
Ralf – Me siento honrado.
Nadia – Fue un placer, me retiro, tengo algunos pendientes, si me disculpan.
Eri – Querrás decir que tienes cosas que comer, o tal vez ir a la enfermería y…
Nadia – shhhiiiiiiiiiit, ¡dijiste que no dirías nada!
Eri – tranquila, solo era una broma, además no hay nadie cerca.
Nadia – Sera mejor que no te vayas de la lengua Kasamoto. Adiós.
Nadia se va echando rabietas.
Eri – (Como si ella fuera lo suficientemente discreta; si no sale de la enfermería ya, solo inventa escusas para ver a ese tal Tar10 Camacho, a saber qué es lo que hacen encerrados, bueno si sé. No entiendo que le ven todas las cadetes, solo porque sea “lindo” no quiere decir que sea el hombre ideal, agradezco la vez que me salvo de un rebelde, pero hasta ahí, además de que a Fio también le gusta, pero siempre dice que no hay nadie como su “Marquitos”, que cursilería. Y luego está la inesperada formalidad de Nadia; ¿desde cuándo es tan seria?)
Ralf – Creo que tu amiga se enfado.
Eri – Y crees bien. Ya se le pasara cuando vaya a la enfermería, ya que el doctor en turno le dará su “calmante”.
Ralf - ¿?
Eri comenzó una pequeña plática con Ralf, quien estaba recargado en el jeep, y Eri de vez en cuando reía estrepitosamente para que Tarma pudiera escucharla.
Tarma – ¿Que es lo que pasa aquí? ¿Eri hablando con otro hombre que no sea yo? De seguro la obliga a platicar con él.
Eri miraba de re-ojo a Tarma, quien estaba enfadado, y a la vez angustiado, puesto que no sabía qué hacer. Por otro lado Fio caminaba por el pasillo de Informática; al mirar por la ventana se percato de la presencia de Eri, y de Ralf.
Fio – Yo conozco a ese hombre, es Ralf Jones, ¿Qué hace aquí con Eri?
Fio miro un poco más a su costado, y notó que Tarma observaba la escena, con cara de tomate.
Fio - ¡AH!, con qué es eso, supongo que Tarma lo tiene bien merecido.
Por otro lado, Eri continuaba riendo con Ralf.
Eri – ¿En serio?, JAJAJAJA
Ralf – Fue un momento vergonzoso para mí.
Eri – Pero qué tontería.
Ralf – Supongo que tienes razón. Pues bueno, tengo que marcharme, tengo asuntos pendientes que tratar, además de echarle una ojeada al informe de nuestra misión.
Eri (sonriendo) – Bien, pues nos veremos después, cuídese Coronel “Ralf”.
Ralf (sonreía también) – Tu también Eri.
Eri se puso de puntitas, besando la mejilla de Ralf.
Tarma - ¡PERO QUE PU%A MA#&E¡
Tarma estaba endemoniado.
Por su parte Ralf subió a su jeep, y mientras se ponía en marcha, Eri le ondeaba la mano en señal de despedida, con una gran sonrisa.
Eri (mientras se mete al edificio donde se encuentran las barracas) – (¿Qué tienes que decir al respecto Tarmicle Roving?)
Tarma con cara de mírame y no me toques, alcanzo en la entrada a Eri, interponiéndose en su camino:
Tarma - ¿Me puedes decir qué diablos fue eso?
Eri - ¿Te crees que te mereces explicaciones? ¿Ya se te olvido lo sucedido anteriormente? ¿O te haces el occiso?
Tarma – Eso fue solo una tontería, fue un mero impulso.
Eri – PUES TOMA LO ANTERIOR COMO UN IMPULSO.
Tarma (Reflexionando) – Acepto que te lastime, pero quiero enmendar mi error.
Eri – Pues enmiéndalo dejándome tranquila.
Tarma (tomándola del brazo) – Eri, espera.
Eri (pateando la espinilla de Tarma) – Que me sueltes.
Tarma – Arhhhg.
Eri corría en dirección a su barraca.
Trevor – Ahora si te dieron amigo.
Tarma - ¡Cállate! O te floreo la boca.
Trevor – Relájate amigo, y mejor reflexiona tus actos.
Mientras tanto, la lluvia comenzaba a cubrir las aceras, inundando en parte las calles.
Ralf – Ups… tengo que apurarme, no quiero mojarme…… Erissa Kasamoto.
Mientras recordaba a la güera en cuestión, tocaba su mejilla.
Ralf – Siento que estoy olvidando algo.
A casi una hora de ahí, una silueta femenina apenas si podía ocultarse debajo de una pequeña manta de un local, pero la lluvia la había tomado por sorpresa unos minutos antes, empapando sus ropas.
Whip - ¡Maldito Ralf, te juro que te acordaras de esta! (gritando) ¡ME LAS PAGARAAAAAAAAAAAASSSSSSS!

En la enfermería:
Tar10 – Tu examen de salud ah tenido favorables resultados amigo.
Marco – ¿Entonces no hay ninguna anomalía?
Tar10 – Por supuesto que no, solo tienes que cuidar un poco más tu peso, últimamente has estado engordando.
Marco – Ha de ser por los cuidados de mi amorcito. Ella se encarga de llenarme de toda clase de chucherías y golosinas. A veces me siento como un Cesar, hasta me da uvas cuando estoy acostado. Ya solo falta que me abaniquee.
Tar10 - Me imagino que te la pasas súper con Fio.
Marco - Pues la verdad sí, pero quizá tengas razón en eso del sobrepeso, lo voy a comentar con ella; desde que Nazca dejo de existir, la dieta especial desapareció, en el MS5 tuvimos que adelgazar por nuestra cuenta, ojalá volviera la dieta de Nazca.
Tar10 – Aun queda el remedio del pataché.
Marco – Esa porquería ni sirve, Nadia la tomaba y nunca bajo ni un solo gramo; pero pensándolo bien supongo que no le sirvió porque nunca hizo una dieta. Además de que se la pasa de tragona en la cocina. Pero en fin, de todos modos solo esta pasada por unos kilitos de más, ni se nota.
Tar10 (Un poco frustrado) - ¡Mi bombón azucarado no es una tragona!
Marco - ¿Qué cosa?
Tar10 – Eh-… Quise decir que los bombones que se come son una comilona.
Marco mira fijamente a Tar10 con cara de querer saber, y Tar10 esquiva la mirada.
Marco – A mi mente llega un recuerdo.

Flashback.
Eri caminaba por las canchas cierto día de Primavera, dando sus acostumbrados paseos nocturnos, ya que le gustaba analizar sus pensamientos y ponerlos en orden.
Eri bostezando – Auufffggmm, que aire tan rico, sienta bien dar un paseo de vez en cuando.
Cuando recorría el área boscosa, cerca de unos arbustos, escuchaba un ligero golpeteo, como si fuera una fricción constante de un objeto a otro.
Eri - ¿Ah?
En el arbusto – AAAHHHHHH
Eri - ¿Eh?
En el arbusto – EEEHHHIIIIII
Eri – Pero qué diablos.
Eri camino en dirección de los gemidos para ver de qué se trataba.
Eri – Que es lo que-……………
Marco – Eri, ¿a estas horas de la noche?
Eri - ¡Dios santo, hay viene Marco! No debo permitir que vea esto o se irá de la boca. Cada que se emborracha suelta la sopa.
Marco – Eri ¿Qué haces aquí?
Eri – Solo daba un paseo noctur-
En el arbusto – (flop,flop) AHHHHH
Marco – Que fue eso.
Eri – AHHHH, es que estoy cansada, será mejor que nos vallamos a dormir.
Marco – Pero ni siquiera estabas moviendo la boca, ¿qué es lo que escondes?
Eri – YYOOOOOOOO, yo no tengo nada que esconder, sabes que soy abierta y franca.
Marco – Déjame ver que hay ahí.
Eri – Nada.
Marco - ¿Cómo que nada?
En el arbusto – (flop,flop) UUYY, SI
Marco – ¿Es esa la voz de una mujer?
Eri – Te imaginas cosas.
Marco – A un lado Eri.
Eri – que no.
Marco – pues entonces te quito por la fuerza.
Marco comenzó a forcejear con Eri, y entonces pudo asomarse un poco al arbusto; lo que observo lo dejo frio.
Marco - ¿Es ese un trasero subiendo y bajando? ¿Un par de coletas rosadas?......OH POR DIOS, PERO SI ES-
Marco no pudo terminar la frase, ya que Eri lo golpeo con un palo en la nuca.
Marco – ahhgggg…… buenas nochesssssssssss.
Marco se desplomo en el suelo.
Eri – Lo siento Marco, pero así debe ser.
Eri se llevo a rastras a Marco, mientras que en el arbusto:
Tar10 – ¿Escuchaste algo?
Nadia – No(flop)No(flop)No.

Fin Flashback.

Marco – ¡AHHHH!
Tar10 – NNNOOOOOOOOOOOOO.
Marco – SSSIIIIIIIIIIIIIIIIII. OH POR DIOS TU Y NADIA ESTAB-
Tar10 lo golpea en la cabeza con un tubo de metal perteneciente a las probetas.
Marco – Deja vuuuuu.
Se desploma.
Tar10 – Lo siento Marco.

Varios minutos después:
Marco - ¿Dónde estoy?
Tar10 – En la enfermería.
Marco - ¿Qué…..que pasó?
Tar10 – Te comiste uno de los bombones caseros de Red Eye.
Marco - ¿Cómo diablos paso eso?
Tar10 – Fio preparo unos para ti en la cocina y al parecer se mezclaron con los de Red Eye. (Qué bueno que se me ocurren buenas cosas, eh salvado el trasero.)
Marco – Ah, ya veo, ¿Por qué me duele tanto la cabeza?
Tar10 – Posiblemente por el desmayo, permaneciste mucho tiempo en la misma posición. Te aconsejo que tomes una pastilla de chiquitolina.
Marco – Lo tomaré en cuenta. Por ahora me voy.
Tar10 – Que te vaya bien. (fhuuuiiiiiuuu.)
Marco se dirigía a su barraca, y en el camino:
Marco – Siento que estoy olvidando algo importante.
Fiolina – Hola amor mío, ¿Dónde estabas?
Marco – Con Tar10, en la enfermería.
Fiolina - ¿TE SUCEDIÓ ALGO?
Marco – Nada de importancia.
Fiolina – Menos mal.
Marco – Espero con ansia que me vuelvas a dar bombones como los de hoy.
Fiolina - ¿Bombones?.....

A la mañana siguiente, en el cuartel de los Ikari, Heidern solicitaba la presencia de su equipo, les informaría los pormenores de la petición por parte de la armada regular. El primero en llegar fue Ralf:
Ralf - ¡Señor! (Saludo militar.)
Heidern – En descanso soldado.
Ralf - ¡Si señor!
Heidern – Adelante Ralf, toma asiento.
Ralf – Gracias.
Heidern – Esperemos a que tus compañeros lleguen, los eh mandado a llamar puesto que hoy empezaremos a tratar los pormenores de la solicitud por parte del general Ichimonji.
Heidern redactaba una carta con contenido desconocido, y por esta razón ni siquiera miraba a Ralf. Después de unos instantes, Clark y Leona llegaron juntos.
Clark y Leona - ¡Señor! (Saludo militar.)
Heidern – En descanso. Tomen asiento.
Clark - ¿Ralf?, ¿Que te paso en la cara?, ¡Y en los brazos!
Heidern – ¡Es verdad!, ni siquiera lo había notado.
Leona (un tanto apenada) - ……
Ralf tenía marcas de haber sido latigado.

Mini flashback
En el cuarto de Ralf:
Whip tenía en el piso a Ralf semi-desnudo, y estaba montado sobre él, jadeando, ya que lo golpeaba con su látigo.
Whip - ¡Esto es para que aprendas a no dejarme colgada!.... ¡TOMA!
Ralf – ARGGH, espera Muchiko, yo-
Whip – ¡Que no me llames así!
Ralf – Pero si Clark te llama Dominatrix.
Whip (poniéndose roja, ya que le gustaba que Clark le llamara así) – Pero eso es diferente. Por eso te has ganado 50 azotes mas. ¡TOMA!
Justo en eso, Leona buscaba a Whip para preguntarle acerca de su cinta para el cabello, y del cuarto de Ralf pudo apreciar la voz de Whip. La puerta no estaba bien cerrada.
Leona – Disculpe la intromisión Coronel, eh escuchado a Whip, y quisiera pregunt-
Leona miró la escena.
Leona - …….
Whip - …....
Ralf - …….
Leona - ……..Disculpen la intromisión.
Ralf – Espera Leona, te equivocas, ¡Ayúdame!
Whip -¡Nadie puede ayudarte! ¡TOMMMAAAAAAAAA!

Fin mini flashback

Ralf – Tuve un percance con unos arbustos, nada de importancia.
Heidern – Entremos en materia, como ustedes ya saben, hemos recibido la solicitud por parte del general Ichimonji de prestar fuerzas para evitar la resurrección de la alianza Morden-Mars people, aquellos quienes causaron problemas hace un par de años. Eh aquí el informe.
Heidern empezó a resumir los archivos y los informes enviados por parte del general Ichimonji, además de presentar los expedientes de Tarma, Eri, Fio y Marco. Ralf por su parte anotaba datos exactos desde el tipo de sangre, hasta las medidas de Eri.
Heidern – A partir de mañana partirán ustedes dos (señalando a Ralf y Clark) a las instalaciones de la armada regular, donde se comenzara la operación y la organización de ambas escuadras para llevar a cabo esta importante misión.
Ralf – Eh… dijo ¿“ustedes dos”?
Heidern – así es.
Ralf – ¿qué pasa con Leona y Muchiko?
Heidern – A Leona le tengo asignada otra misión especial, y Whip tiene un permiso de ausencia desde esta noche, ya que tiene asuntos que tratar con su hermano. Ahora mismo debe de estar en pláticas con él.
Ralf – (Que bueno.)
Partirán a medio día mañana, espero que estén alistados para entonces ya que se quedaran un par de días. Sin más por el momento doy por concluida esta reunión. Pueden marcharse.
Los tres procedían a marcharse.
Heidern – Espera un momento Ralf.
Ralf – Si señor.
Cuando los demás salieron.
Heidern - Solo quería agradecerte por cuidar de Leona, siempre estas al pendiente de ella y apoyándola en cada misión que tienen en equipo, sin mencionar la vez que intento suicidarse debido a Goenitz, te lo agradezco.
Ralf – No es ningún problema, Leona es parte del equipo, además de que le apreciamos.
Heidern – Bien, puedes marcharte.

Continuara....




The Seeker
avatar
GaLdEr
Soldado
Soldado

Cantidad de envíos : 40
Karma : 0
Fecha de inscripción : 14/09/2010
Edad Edad : 30
Localización : siendo golpeado

Volver arriba Ir abajo

mensaje Re: El supuesto 1er fic.

Mensaje por Tar10 el Vie Dic 03, 2010 12:03 pm

oye buen fic promete me gusto mi dialogo.

espero el proximo cap

Smile


un gameplay:



Pronto videotutoriales de las Sagas de MS de la 1 hasta la 3D
M1:todavía no realizada
M2:todavía no relizada
MX:todavía no realizada
M3:96% realizada.
M4:todavía no realizada
M5:todavía no realizada
M6:todavía no realizada
MS3D:todavía no realizzada



Buen día para todos
avatar
Tar10
Presidente
Presidente

Cantidad de envíos : 809
Karma : 3
Fecha de inscripción : 27/06/2009
Edad Edad : 32
Localización : Colombia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.