::METAL SLUG FORCE COMUNITY::

Satiko Suzuki

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ke opinas????

0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
100% 100% 
[ 1 ]
0% 0% 
[ 0 ]
0% 0% 
[ 0 ]
 
Votos Totales : 1

mensaje Satiko Suzuki

Mensaje por metal09 el Jue Oct 01, 2009 10:51 am

Una historia inspirada en hechos reales y dedicada a mi buen cuataso, Marco, kien no cambia.

Satiko Suzuki
By: Juancho DLN


Cada día que paso en esta maldita base, me desespera aun más. Solo pensar que por una chica termine en el servicio armado…

A veces me pregunto, si mi vida seria diferente, si nunca hubiera entrado al ejército… tal vez en esta fechas me encontrara con una familia, como lo hizo mi Progenitor, el gran investigador científico, Eleazar Dennis Rossi. Quien fue el más famoso investigador energético de su era, el fue el descubridor, primero en hacer la patente y el primero en utilizar la codiciada “BLUE STONE” (Piedra azul) la cual casi le cuesta la vida a mi querida Fiolina que me quiere tal como soy. Sin recordar el hecho que fue la causa de su asesinato en primer lugar, que hizo que perdiera a mi querida familia. Mi padre a pasar de ser “todo un Don Juan Casanova” siempre fue muy fiel a mí querida Madre, la cual me bañaba de sol cada mañana, afuera de la hacienda en donde nos dieron posada, cuando mi padres desarrollaba su proyecto.

Al recordar las cientos de tontería que hice, al lado de mi mejor amigo, en esos días.

Ahora tengo a Tarmicle, pero a veces, desearía tener a alguien más compatible… Trevor es todo un erudito en computación, al igual de lo que yo soy, pero todo un nerd al tratarse de mujeres, a diferencia de mi mejor amigo Tarma, quien es el galán, a cual le cedí mi lugar, cuando me enamore de la hija de Alessandro Germi, quien nunca perdió las esperanzas en mí cuando me enrolaron.

Tarma es un galán, pero débil en la computación, y en lo fuerza física ni que se diga, que Eri es la más fuerte de los cuatro, pero me da miedo. Trevor es todo un hacker, en cuestiones electrónicas, es fuerte, pero no lo suficientemente hombre, para hablarles de frente a las chicas, se puede decir que son su peor miedo, como aquel anime que mire el miércoles pasado. Walter el nuevo chico, si me ayuda con la bromas, pero como dicen solo musculo pero no cerebro. Iron y Gimlet casi no los conozco así que no puedo confiar mis travesuras… y por ultimo Eri, la cual se ha convertido en mi mejor amiga, ya que creo que es la única chica, que comparte mi oscuros deseos, ella aunque no lo aparente es muy apegada, y me da mucho gusto que mi buen amigo sea el único hombre en su vida.

Pero por ser una chica no puedo, comportarme como el fogonazo que soy, o contar acerca de las terribles bromas que les hago a la chicas o chicos; pero si me permite que le cuente acerca de mis múltiples conquistas, ya que Fiolina es un poco más reservada, a diferencia de Eri quien, a veces de podría decir que me incita a hacer locuras, como robar la ropa interior de una nueva cadete, y pegarse en la cabeza al Gran jefe.

Pero eso no basta, por que aunque sean mis mejores amigos, nunca les conté nada de mi pasado, el cual a veces me atormenta. ¿Nunca han sentido como si una vieja figura, entrara por la puerta, la cual les implicaría que podría relator todo su misterioso pasado?

Guardar mis acciones, y mis secretos ha sido muy complicado… a veces cuando estoy demasiado ebrio, sin mencionar que comienzo con mi imitación de Kun-fu. Tengo el más profundo temor de gritar alguna de mis más guardadas y perturbadora verdades, como la vez que cree un virus de computadora, el cual causo el lanzamiento de misiles nucleares, en Central Park, pero suerte los logre detener.

Dejando atrás mi pasado sombrío, pero como dice no me arrepiento de nada; ya que sin el nunca me hubiera podio juntar con Tarma, Eri, en especial Fiolina, al cual amo tanto como mi cabello.

A continuación les relatare una de mis memorias, en la cual se realizo uno de mis más profundos temores, la llegada del único ser humano vivo, que me conoce mejor que Fio, o Tarma, y como si fuera poco, una antigua organización a la cual derrote junto a él, en nuestra adolescencia. Pero lo en realidad me asusta, es que yo lo creí muerto…

Todo comenzó un día de verano, cuando descansaba debajo de un frondoso árbol, (en vez de estar presente en un pesado entrenamiento de parte de la Mayor Greenville) me disponía a dormir después de leer mi revista semanal de PLAY DUDE, (Se bien que soy novio de Fiolina, pero casi no la frecuento en su dormitorio, primero por que mucho se queja “que le quito el sueño”, y en segundo por alta seguridad que hay, por los múltiples ataques, de nuestro enemigos.)

Me encuentro muy solo, mi mejor amigo Tarmicle, se encuentra muy ocupado, trabajando en nuevo sistema mecánico, de un nuevo vehículo Slug, el cual es el más grande la historia y esta inspirado en los Boss de Morden. El cual es ultra secreto, ¿Cómo me entere de él? ¿A caso es una broma? ¡Soy Marchiruis Dennis Rossi, el mejor Hacker de los países libres y de la Armada Regular! No hay sistema de seguridad que me pueda detener, así que crakee los file, y luego los leí uno tras otro, en uno de ellos averigüe que Meg tuvo una vez gonorrea… Maldita suerte, hasta ahora me entere. Eso explica de donde se contagiaron la mitad de las chicas de la base.

¿Pero Eri? Nunca comprendí por que, ya que yo soy muy aseado, y no le presto mi bóxer a Tarma, pero si me pongo las tangas de Fio, por que en verdad son cómodas.

Bueno me encuentro solo y aburrido, una peligrosa combinación en mí persona… así que aburrí de hablar solo, y me dirigí a jugar un rato con mi nueva consola EXBOX 5000, junto a alguien, ya que la inteligencia artificial no es un reto para mí; así que busque alguno de los chicos, Trevor tenia la cabeza atorada, en el mismo balde de pintura que le arroje ayer, y no ha podido quitársela. Tarma este trabajando y no me dejan entrar el hangar; Walter, Iron, Gimlet y Glen están en una misión de alta prioridad (Se están asoleando en las playas de Cancún, por que ganaron una promoción de la base), tal vez Rumi quiera jugar con migo…

Llegue a la sección de abastecimientos, al buscar por los almacenes, la encontré estaba llorando; al parecer Madoka le volvió a robar al chico que le gusta, o tal vez, solamente le quito su almuerzo. Me le acerque y le pregunte:

Marco: ¿Por qué lloras, pequeña fantasma?

Rumi se limpio las lágrimas con mi chaleco rojo, y luego se sonó los mocos en el, (Definitivamente no me le vuelvo acercar cuando esta deprimida) y luego me contesto:

Rumi: Esss quee, Madoka se cayo en el poso…

Marco: ¿Cómo que el pozo, y como sucedió?

Rumi: Essss que… buenooo… yo la empuje…

Marco: ¡La empujaste!

Rumi: ¡Sipi! Pero ella se lo gano…

Marco: ¡Luego hablamos de eso!

Rumi: ¡Esta bien! Pero creo que hay que sacarla de allí antes que se la coman las ratas…

Marco: ¡Ay Rumi! Ahora si te voy dar unas nalgadas por esta tontería…

Rumi: ¿Así como las que le da a la sargento Germi, con látigo de cuero y mascara?

Marco: ¡Yo y mi boca!

Me aproxime al pozo, saque mi confiable lámpara de bolsillo, la prendí e ilumine el interior del pozo, al revisar el aérea encontré, el cuerpo de Madoka, inconsciente con un pequeño corte en la frente, del cual escurría sangre.

Baje por una soga que estaba allí… Maldito Hank, tiene dinero para peinarse la barba todas las semanas, pero no para tapar estos endemoniados agujeros, que dejaron los bombardeos.

Tome a Madoka, y la coloque en mi espalda, pero antes quise divertirme, con la inconsciente chica… con una marcador que siempre cargo le dibuje una garabatos en la cara; (Si lo confieso, luego de dibujarle en la cara, puse mi mano en su chichi, no pude resistirme.)

Al fin la logre sacar, de aquel pozo, aunque se me cayó tres veces, y tuve que regresar por ella en cada una de las ocasiones… con ayuda de Rumi, la llevamos a la enfermería, en la cual la atendieron, en cuanto que hace con Rumi, decidí que las letrinas necesitan limpieza, así que la castigue con esa tarea, era eso o cortarle las uñas de los pies a Hank.

Al terminar, con Rumi, continúe con la búsqueda de un compañero de juego, Eri no era una opción, ya que esta fuera junto a todas las chicas SPARROWS excepto Nadia, la cual dijo que le dolía el estomago y no podía acompañarlas. No lo recuerdo bien pero están una misión de salvamento, en las profundidades de la selva del Yunque, en Puerto Rico.

Casi era medio día, así que me dirigí a la cafería, mientras que iba caminando por el corredor de la cocina, encontré a Nadia, comiendo (¿Qué sorpresa no?) decidí no presentarme ante ella, ya que es otra que se limpia con mi amado chaleco rojo, así que me escondí en el armario de la limpieza. De adentro del armario, observe a Nadia comerse una pastel entero de chocolate, (con un demonio, como come, que bueno que no es mi novia) luego de tres pasteles, seis sodas, media docena de nuggets, ocho tacos al pastor, nueve platos de frijoles refritos y un pollo asado, (pobre de la desafortunada alma que tenga que alimentar por el resto de la vida) la hicieron correr a sanitario, para hacer espacio para el platillo fuerte.

Al pasar al lado del armario, salí rápidamente de el, y me dirigí al refrigerador, para prepararme algo de comer. Lo único que encontré fue: una hoja de lechuga, tres aceitunas, una rebanada de salami, sal y pimienta al gusto. Apenas suficiente para un emparedado… al terminar de comer, me quede observando, el frasco de pimienta roja, el cual sirvió de inspiración para una magia bélica broma…

Salí corriendo de la cocina, con dirección de los dormitorios SPARROWS… burle las alarmas con mucha facilidad, con un viejo truco que me enseño un amigo de mi infancia. Entre a las habitaciones, pero primero me percate que no hubiera nadie cerca… al ver que esta libre, de uno de mis bolsillo saque un frasco de salsa tabasco, que me regalo el agente de la DEA. Saque la salsa de su recipiente y la unte con mucho cuidado por todos los asientos de los sanitarios de las barracas, incluso de la teniente Minerva, una nueva oficial que llego junto a unos supuestos agentes de la DEA.

Valla que me van a poner como santo Cristo, si se llegan a enterrar que yo lo hice; pero antes de imaginar las caras de las chicas cuando se sentaran es las tapaderas… un avión en llamas aterrizo en la pista. Antes de ser capaz de reaccionar, un soldado me tomo del brazo y me dijo:

Soldado: ¡Mayor, un avión se estrello!

Marco: ¡Tengo ojos, animal! ¡Dime algo que no sepa!

Soldado: ¡Que el avión, no fue identificado, así que lo necesitan el pista!

Me subí a un jeep de la armada, junto a dos soldados más, quienes me dieron un rifle AR-10, y nos dirigimos a la pista… al llegar a la pista, Hank coordinaba a los soldados, para que rodearan el avión.

Marco: ¿Qué sucede, Teniente?

Hank: ¡Maldición! ¡Solo apareció en el monitor del radar y luego se estrello!

Antes de preguntar más, la puerta lateral del avión exploto, y tres soldados salieron en llamas…

Soldado1: ¡Con un demonio estoy que ardo!

Los tres soldados rodaron por el suelo, y luego otros nueve sujetos salieron, del avión en llaman, algunos de ellos estaban heridos… al vernos formados y apuntándoles con nuestros rifles, uno de ellos grito:

Cabo: ¡Vuelvan al avión en llamas!

Hank nos hizo una seña con la mano, para que bajaran las armas, Hank se paro y avanzo hacia ellos y les grito:

Hank: ¿Quién esta al mando, malditos pedazos de porquería?

Un sujeto de mi talla, de una barba negra, que le cubría el rostro, las sombras de su sombrero negro le cubrían los ojos, que a su vez eran protegidos por unos antejos que resplandecían, el tipo se acerco y le contesto a Hank con un tono insolente:

Sujeto: ¡Yo estoy al mando!

Hank: ¡Si claro, bastardo maldito, eres un sargento! ¿Dónde están tus maricones oficiales?

Sargento: El coronel Ortega fue devorado al igual que la mitad de los soldados de la base, el Mayor Soto, fue despedazado por una bestia, el Capitán Gutiérrez, fue asesinado cuando se acobardo, de un tiro en la cabeza; el Teniente Ramírez, quedo entre la cabina y la cola.

Hank: ¡Lamento escucharlo! ¿Pero que hacen aquí?

Sargento: ¡Perdón por haber irrumpido en su base, sin previo anuncio ni invitación Coronel! pero fuimos atacados por una arácnido mutante gigante, ingreso a la base, luego devoro a nuestro compañero, y aniquiló a los que intentamos escapar, afortunadamente, logre tomar a uno pocos de mis compañeros, y esta avión, y huimos como cobardes sin rumbo, pero la criatura, no acertó un golpe en un motor, al principio no importo, pero al entrar al espacio aéreo estadounidense, el ala se prendió en llamas, y comenzamos a perder altitud.

Hank: ¿De donde vienen, sargento?

Sargento: Somos el tercer regimiento, o al menos lo queda del ejercito de la alianza Centroamérica, nos encontrábamos estacionados en la base de la península de Yucatán, protegiendo a unos científicos e investigadores de la Armada que buscaban restos de los Mars People, que quedaron esparcidos por la región después de la primera batalla con ellos.

Hank: ¿Los investigadores, donde están?

Sargento: Lamentablemente fueron las primeras víctimas de la criatura, pero no se preocupe antes de salir de allí, tome las copias de las investigaciones y luego destruí todo el lugar, para que los rebeldes nos se apoderaran de nada… ¿Por qué creo que son aliados?

Hank: ¡Muy bien sargento! ¡Enviare a un escuadrón a verificar su historia, mientras tanto usted y sus hombre estarán bajo custodia de Mayor Rossi!

Sargento: ¡Si señor! ¿A cambio de nuestras armas, le dará atención médica a mis compañeros?

Hank: ¡No estoy obligado a hacerlo! Pero por ser su primera vez, se las autorizo…

Sargento: ¡Más le vale!

Hank: ¡No se atreva a levantarme la voz!

Sargento: ¡No me asusta, la criatura a la que enfrente, era más feroz que usted, pero algo es cierto, tenía mejor aliento!

Hank: ¡Mayor, llévese a este petulante hispano, y dele un buen escarmiento!

Así fue que los chicos, por que la mayoría de ellos apenas tiene la edad mínima; cada uno de ellos tiro sus armas, las cuales era antigüedades, como: dos AK-47, dos M-16, tres rifles Mauser Kar 98K, una MP40, una ametralladora Thompson, un rifle M1 Garand, y una PPSh-41 (A los que no saben, la abuelita de la AK-47, mi favorita en lo personal.), un fusil que casi no puedo ni pronunciar así mejor lo escribo, Fallschirmjägergewehr 42 (FG 42). En cuanto a revólveres, seis automáticas Veretta 9.mm, con cargador modificado con capacidad de treinta balas, por clip; una semiautomática Colt 0.45, dos revólver de tambor Smith & Wesson 0.45, y por ultimo el sargento, poseía una de las armas más codiciadas de la cual he oído.

Durante mi primeros meses de servicio, en la gran guerra, el honorable Coronel Alessandro Germo, me relato historias, sobre como su tátara tátara abuelo, en la IWW, capturo a un oficial alemán, del cual se hizo de una Luger P08 9mm. Un revólver semiautomático de ocho tiros. Luego su tátara abuelo, en la IIWW, asesino a un Mayor Nazi de la SS, del cual sustrajo una Luger .45 contrachapa con la cruz de hierro. Durante las noches en esa maldita trinchera llena de cadáveres y lodo asta las rodillas, el Coronel, me contaba, junto a Tarma, que su anhelo era asesinar a un oficial de alto rango de la rebelión, ya que a ellos se les ocurrió poner de nuevo a la legendaria Luger, pero esta tenia el mismo calibre que nuestro revólver MURDER .50mm. Con más capacidad de munición. Lamentable ni el Coronel, ni Tarma, inclusive yo no tuve la suerte de hacerme de esta arma, la cual seria una herencia para mis hijos, cuando los tenga con Fio.

*Dato: (Según mi investigación, en el 2,007, una Luger bien cuidada, o de segunda mano, es valorada por los coleccionistas en $. 42,785.00 y un modelo de la IWW cuesta unos $.20, 758.00, ahora cuanto valdrá una arma así en el año 2,030)

¿Que tiene de importancia, las armas que portan? por si no la han notados, en su mayoría son armas alemanas, sin una rusa y una que otra estadounidense, que fueron remplazadas por el rifle AR-10 762mm.

Algo me llamo la atención, cada una de las armas decomisadas, no contaba con ningún cartucho útil… esto me indica que antes de salir huyendo, de la supuesta criatura, estos chicos le disparando todas sus municiones a la criatura. Lleve a todos los soldados a la enfermería, pero Hank me intercepto, así que le ordene a un teniente que los llevara y luego yo los alcanzaría, para torturarlos, digo interrogarlos (No se quejen, si se encontrara Eri, esa chicas se que le saca la sopa a cualquiera.) Hank ve miro directo a los ojos y me dijo:

Hank: ¡Escuche Mayor! Al parecer, la historia de estos sujetos es cierta…

Marco: ¿Cómo lo sabe?

Hank: Precisamente hace ocho horas, perdimos contacto con esa precisa base… pero de algo estoy seguro, es que no hubo sobrevivientes.

Marco: ¿Qué lo hace suponer eso?

Hank: Escuche bien Mayor, en cualquier situación de ataque, cualquiera de nuestras base debe seguir un pro tocólogo de operaciones…

Marco: ¡Déjese de tecnicismos! Y valla al grano

Hank: Escucha maldito infeliz, lo que estoy tratando de decirle, es que la base fue aniquilada por completo, y yo conocí al Coronel Ortega, y era un oficial muy rígido, y creo que permitiría que ninguno de sus hombre escapara de una batalla…

Marco: ¿Cree que son desertores o espías de la rebelión?

Hank: ¡Mayor, no acuse nunca sin pruebas!

Marco: Déjese de babosadas, ¿Qué quiere que haga, los elimino o los encierro?

Hank: ¡Tranquilo Mayor, pueden ser de ayuda como mulas de carga!

No estoy de acuerdo con forma de mandar de Hank, pero mientras sea mi superior, no tengo de otra, así que me resigne… para terminar le pregunte a quien quería enviar a la misión de reconocimiento…

Marco: ¿A quien va enviar en la misión de reconocimiento?

Hank: Mayor, envié a unos de los nuevos, junto a al sargento Spacey…

Marco: ¿Qué le parecen, al soldado Ryan, Gimlet, Vollmer y tal vez Blas?

Hank: ¡Es perfecto! Si los matan, no perderemos nada valioso… además dele el mando al Trevor que tiene más experiencia… así que tráigalos de sus vacaciones y equípelos…

Marco: ¿Cómo nos quiere verdad? ¿No cree que tengan problemas, ya tienen el mismo rango?

Hank: ¡No se queje y mándelos en Hi-Do de inmediato!

Luego de subir a la fuerza a esos chicos al helicóptero… por suerte siempre traigo cinta adhesiva en mi bolsillo, y ya se imaginaran. Si se tardaron varias horas en regresar, de sus vacaciones, y además que casi me dan una golpiza, pero como decía mi padre, “nunca empieces una peleas con un oponente más fuerte que tu”.

Me dirigí a la enfermería; tome un atajo por las duchas de las chicas (Lo confieso el camino es más largo, pero el panorama lo vale) pero se me olvido que las chicas estaban de misión, tal vez tocándose una a la otra o durmiendo juntas… Maldición ya me imagino cosas obscenas, si que hace falta Fiolina. Tres días de abstinencia para mí, son como tres años para ustedes los Fan…

Cual fue mi suerte, que en la duchas se encontraba Rumi, lavándose con mucho cuidado su pequeño cuerpo… esa espuma recorría cada rincón de su esbelto cuerpo, su sangre joven y cara de inocencia la hacían una chica muy atractiva, aun para mí. Le podría pedir una favorcito, como soy su superior, creo que no se atrevería a delatarme con Fiolina o Eri… de pronto se dio vuelta, para quitarse el jabón de los ojos… por pocos instantes puede observar su rosada abertura, y me di cuenta de dos cosas, que su abertura esta bien cerrada por una carnosidad, lo que la hace toda una delicia. Y segundo que es completamente virgen, ya que al frotarse, lo hacia muy suavemente, ya que un área muy sensible, y se nota cuando una chica no ha conocido a un chico, por que después de eso, cada vez que se frotan lo hacen con algo de rudeza, por la sensación de estar liberadas.

¡Hay santa María! no me permitas pecar, porque estoy a punto de concebir al demonio que se encontraba dormido en mi interior… mi suerte no parece tener fin, la chica no se ha percatado de mi presencia, y además, se ha empezado a masajear su cuerpo, al enjabonarlo de nuevo… Maldita sea, es una niña… pero tarde o temprano una chico le quitara ese tesorito entre sus piernas…

Decidí que lo mejor era… era… era… dejarla sola para que terminara de bañarse. Salí del baño, con mi paquete bien, ya saben… en la salida me encontré a la semidesnuda Madoka, quien se iba a duchar en ese momento. Por suerte traía puesta la ropa interior de abajo, pero no lo de arriba… 82 centímetros ante mí. Mis manos casi se levantaron por instinto para acariciarlos. Mi mente decía: se trata de Madoka, la chica que nunca te delataría ante Fiolina. Madoka, me miro muy profundamente y me dijo:

Madoka: ¿Tengo algo de malo, señor?

Marco: ¡No! Es que solo…

Madoka: ¡No se preocupe! Se que mi joven y virginal cuerpo no se compara con el de la sargento Fiolina. Pero soy una chica y también le pueda dar un hijo, fuerte y sano… al igual que mi hermana, además, usted me atrae desde que entre al ejercito.

San Juan de los porrazos, que me trague la tierra por que estoy a punto de cometer una de mis famosas tontería… ¡Son gemelas, gemelas japonesas! El sueño echo realidad de cualquier amateur del anime, además son vírgenes, tan solo en recordar el calor de la sangre virginal en mis genitales, escurriendo por ellos, después de las primeras penetraciones… solo de imaginarme haciéndoles el amor. Bueno tengo que tomar una decisión, una es quedarme con las gemelas y decirle adiós a Fiolina, lo cual trae la consecuencia de perder la amistad y el respeto de cada uno de mis amigos… sin recordar que Eri podría asesinarme mientras duermo, al ser contratada por los Germi. La segunda no me gusta igual, tragarme mi orgullo de macho, salir de aquí, y luego echarme una paja, para calmarme la testosterona… como consecuencia de esto, las hermanas Aikawa tendrían una razón para destruir mi reputación de Casanova, la cual dice que no se me escapa ninguna.

Tome mi decisión, la segunda…

Marco: ¡Lo siento sargento Aikawa, pero ya tengo una mujer que se convertirá en la madre de mis hijos!

Madoka: ¡Entiendo señor! ¡Soy demasiado joven para estar con un hombre!

Marco: ¡Si eso! Ya que no soy ningún pedófilo o algo así…

Madoka: ¡Espere por favor, deme dos años más para madurar y convertirme completamente en mujer!

Marco: ¡Lo siento! Pero no puedo prometer nada, tu sabes un día estoy vivo, quizá el otro no regrese, en especial con tanto enemigo detrás de mi cabeza…

Madoka: No hay problema, Marco, comprendo la posición, nuestra querida madre nos dijo una vez: que si nos casamos con un militar, nunca habrá un final feliz para nosotras.

Marco: Tiene toda la razón, esa sabia mujer… ese es mi peor miedo, que un día no regrese al lado de Fio, ahora no es tan malo, pero al estar premiada o ya tenga a un hijo que me espere en la ventana… a un padre que nunca regresara.

Salí de las duchas, con una sonrisa en mi rostro, me había librado de una situación muy peligrosa, además me sirvió escuchar las poesías de Tarma, cada noche desde que lo conozco, así me pude zafar de esta…

Al camina por la oscuridad, rumbo a la enfermería, una figura me esperaba en el corredor, deleitándose con un chupetín de cereza… me puse a su lado y le pregunte:

Marco: ¿Cuánto tiempo han pasado, siete, nueve, diez años ya?

La figura no contesto, permanecía en silencio… al terminar su dulce, tiro el palio al cesto de la basura… aprovechando le volví a preguntar…

Marco: ¿Vienes a cobrar el favor verdad? ¿O a eliminarme?

La figura no respondió de nuevo… su insignia de sargento y la bandera de azul, blanco y azul vertical, en su manga; lo hacían parecer todo un militar, igual a los que combatimos juntos en mi juventud… mi cabeza se llenaba viejos recuerdo, mis andanzas, mi primer amor, la primera relación con una mujer, cosas que por costumbre no le pongo atención ni importancia… al fin la figura me respondió:

Sargento: Diez años Marcus y sigue igual…

Marco: ¡Ja, Marcus! Hace mucho que nadie me llamaba así…

Sargento: Lamento mucho, en verdad lamento mucho volver a interferir en tu vida, pero la situación lo amerita…

Marco: Mi amigo Josep John, sabes que nunca me molesto que tu interfirieras, pero tiene que ser ahora…

Juancho: por desgracia, así es…

Marco: ¿De que se trata?

Jauncho: ¡De lo organización más temida y peligrosa, desde hace mas de dos mil años!

Marco: ¡Redous Lionicus (Red Lion) supongo!

Juancho: ¡afirmativo! Se bien que la destruimos hace tanto tiempo, además le costo la vida a nuestros amigos, que casi nos asesinan pero lo logramos, con mucho esfuerzo…

Marco: ¿Quién lo diría? No importa lo que hagamos, siempre regresan por más…

Juancho: ¡Eso temo!

Marco: Ellos les quitaron la vida a mis padres, así que en verdad son un problema…

Juancho: Lo lamento, pero no lo pude evitar…

Marco: ¡Conozco lo sucedido! No te preocupes camarada De León, tu al igual que yo éramos jóvenes, e ingenuos, nunca esperábamos que nuestras acciones le causarían la muerte a mis padres…

Juancho: Ten cuidado Marcus, tu verdadera personalidad esta a punto de manifestarse, y en verdad no queremos eso… ¿O sí?

Marco: ¡Tranquilo hombre! No soy idiota, ¿Tú me crees capaz de dejar salir mi ser interno enfrente de mis nuevos amigo y familia?

Juancho: ¡Se de lo que eres capaz camarada Marcus! Así que ten cuidado…

Marco: ¿Con que?

Juancho: ¡Al parecer esa criatura que se dio un banquete con mis compañeros y amigos me ha seguido, y de algo estoy seguro te busca, a ti Marcus!

Marco: ¡Es que soy tan guapo que atraigo a las extraterrestres!

Juancho: ¡No mames buey! A esa cosa no le hicimos, ni cosquillas con nuestras armas…

Marco: ¿Cómo sabes que es por mí que viene?

Juancho: Antes de arrancarle la cabeza a mi mayor, pronuncio unas palabras, las cuales eran:

*FlashBack*

La criatura había capturado al mayor, luego de aniquilar a más de la mitad del personal en la besa de Yucatán, antes de arrancarle la cabeza con una de sus ocho extremidades, le empezó a interrogar:

Criatura: ¿Dónde estar al que llamas Marchiruis?

Mayor: ¡No conozco a nadie llamado así!

Criatura: ¡Ustedes los conocen como… MARCUS!

Mayor: ¡Primero muerto, que te digo algo, chimino animal del demonio!

Criatura: ¡Mi paciencia tiene límites!

Mayor: ¡Prefiero enfrentarte, que enfrentarlo a el!

La criatura, se arto del mayor, así que lo decapito… pero no se percato que entre las sombras, unos soldados escucharon todo…

Cabo: ¡Ay que ir a USA, para prevenir a Marcus!

Teniente: ¿Creo que es una mala idea?

Cabo: ¡Si no vamos, a ellos les sucederá lo mismo que a nuestros compañeros! ¿Lo quiere en su conciencia?

Teniente: ¿No se?
Juancho: Si nos largamos en el avión, Hércules que esta en el hangar… lograremos llegar a los estados, en unas ocho horas… pero si hacemos eso, guiaríamos a esta criatura hasta su objetivo, y no solo eso le daremos otro banquete con los soldados de esa misma base, al igual en que convirtieron nuestros amigos.

Teniente: ¡Sargento cierre la boca, yo doy las ordenes!

Juancho: ¿Muy entonces que hacemos?

Cabo: ¡Si! ¡Antes que no quede nadie para llenar el avión!

Teniente: ¡Cabo! Busque a los sobrevivientes, luego llévelos al hangar…

Juancho: ¿Yo que hago?

Teniente: Active la auto destrucción de la base…

Juancho: ¿Y los demás?

Teniente: ¡Que se vallan al diablo, yo solo quiero salir de aquí, y no me importa nadie más!

Juancho: ¡Cálmese teniente! ¿O a caso quiere que le suceda lo mismo que al capitán?

Teniente: ¿No te atreverías?

Cabo: ¡Señor! ¡Ya basta por favor, ay que salir de esta base ahora!!!!!!!!!!!

*Fin de Flas Back*

Así fue como sucedió todo, me dijo mi viejo amigo, mientras se lamentaba por la pérdida de tantas vidas, a manos digo a extremidades arácnidas de la aterradora criatura.

Pero algo no era digno de la personalidad cruel y perturbadora de mi amigo, el mismo De León, teniendo remordimientos por sus compañeros… mi memoria, me indica lo contrario.

Cuando perdimos a nuestros amigos a manos de los militares, quienes nos acribillaron con sus fusiles… al llevarnos a un terreno baldío, para ejecutarnos en forma extrajudicial… luego de destruir los cuarteles de la malvada organización Red Lion. Aun recuerdo la mirada de esos chicos, cuando recibieron el beso del plomo en sus cuerpos, pero algo aprendí de ellos, fue a nunca delatar a nadie… pero alguna forma Josep quien estaba en la primera fila, y recibió la primera ráfaga de balas en el pecho, sobrevivió… mientras que yo me escondí en ese basurero… llenando mi mente de rabia y odia a esa mujer que primero jugo con nosotros dos, luego hizo que peleáramos entre nosotros, la heridas físicas nunca me han importado, pero las emocionales son otras que nunca sanas, por más que lo intentes, y al final nos entrego a los militares… antes de llegar al terreno, Josep; me tomo de los pies y me tiro por el techo de lona del camión… le debó mi vida, aunque en ese instante no lo podía perdonar, el me salvo, pero no puedo entender como logro sobrevivir…

Juancho: ¿Te recuerdas del pasado, verdad Marcus?
Marco: Quiero disculparme contigo…

Juancho: No te preocupes, Marcus, si nosotros supiéramos las mismas cosas que sabemos hoy en día, no hubiéramos cometido aquel fatal error, que ha ambos nos atormenta de día y de noche…

Marco: ¡No te atrevas a decirme lo que siento, suficiente tengo con volverte a ver!

Juancho: ¿Tu crees que a mi me gusta esta maldita reunión?

Marco: ¡Sabes Josep, ahora tengo de nuevo a alguien que se interesa por mi y no voy a permitir que les suceda lo mismo que a mis padres!

Juancho: Tú crees que estar tirado, en un terreno, junto a los cuerpo ensangrentados y polvorientos, de los que una vez fueron sus compañeros… pero el único consuelo, que llevaba a mi tumba era, que con mis últimas fuerza le salve la vida, al menos a una persona, después de haber asesinado a tantos…

Marco: ¡Te debo la vida, pero no significa nada!

Juancho: ¿Cómo si nos pusimos sentimentales?

Marco: ¡Mierda, tienes razón, maldito ladino, el pasado es el pasado, y el presente es el presente, ya que en el tengo una nueva oportunidad de vivir!

Juancho: ¿Dime que haces en este lugar, para divertirte?

Marco: ¡Tengo un nuevo mejor amigo, una amiga muy ruda, un sinfín de amigos de todos tipos, y por ultimo a una chica!

Juancho: ¿Una nueva conquista o amante?

Marco: ¡Nunca vuelvas a comparar a esa chica con una aventura! ¡Entiendes!

Mi viejo amigo, y yo nunca fuimos los mejores conversadores, pero cada uno sabia lo que quería decir el otro, por eso fuimos hace tantos años los mejores amigos…


En la entrada de la base, una joven mujer, vestida con una falda color lila, que le llegaba a los pies, una chaqueta blanco, y un sombrero blanco cuya sombra le tapaba los ojos; caminaba rumbo al portón que a esta hora debe estar cerrado y el único presente es el centinela… El centinela al percatarse de la joven mujer, sale de su garita para ayudarla, ya que esta zona no hay nada cerca, nos encontramos completamente aislados, y la única forma de llegar a la ciudad es en un vehículo.

Centinela: ¿Se encuentra bien señorita?

Satiko: ¡Mejor que usted!

Un aterrador grito nos despertó, todo el personal salió de sus barracas, pero como tengo el sueño pesado, no sentí en que momento se fueron todos… dejándome solito, con un psicópata homicida torturador como compañero, y la amenaza de que las gemelas me visitan en la noche…
Marco: ¡Ayudemeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!

Salí de mi barraca, solo vestido con mi pantalón y la playera que regalaron en mi onomástico… (Me gusta dormir fresco) al caminar por el oscuro corredor, note que la central de energía, no funcionaba, ya que todo el cuartes estaba totalmente en oscuridad.

Al caminar por en patio, note… que había sangre en todas partes, como si fuera una película de terror, (Mierda estoy atrapado en una secuela de Viernes 13) al seguir caminado recordé que no estaba armado, ya que deje mi arma en mi habitación al lado del control remoto…

Marco: ¡Maldito error de novato! ¿Espero que no me ataque una bestia peluda y con grandes colmillos hambrienta de sangre?

Una sombra paso enfrente de mi, y luego me rodeo por detrás… yo ni linterna cargo, ya que Trevor uso las batería para secarse el cabello por la mañana… me disponía a salir corriendo, pero algo me tomo por sorpresa…

Juancho: Silencio no grites…

Marco: ¡Casi me da un infarto!... ¿Qué sucede?

Juancho: Pues tu amante extraterrestre nos siguió hasta esta base…

Josep me explico que la temible criatura estaba en las instalaciones… y se daba un banque con nuestros soldados. Le pregunte si tenia una arma… pero solo me vio con ojos de pistola…

Marco: ¿Cómo no tienes armas?

Juancho en tono sarcástico: ¡Un imbécil cara de trasero de bebe, me las quito!

Marco: ¡No te contesto como se debe, si no fueras una masa de músculos y grasa!

Juancho en tono burlón: Gracias ¿Ahora quien es el debilucho?

Mientras nos encontrábamos, en medio del patio de una base militar, asediada por una criatura a la cual no he visto, que devora la carne humana, y habla nuestro idioma, sin recordarme que no cuento con ninguna arma de fuego para mi auto conservación, por ultimo en compañía de un sujeto tan fuerte como Ralf, y además me odia por abandonarlo en Polinia, sin ningún centavo en la bolsa… bueno no estoy tan mal.

Pero en el laboratorio, no les iba nada bien… la criatura, destruyo el sistema de enfriamiento del rector que supuestamente no tenemos debajo de la base, y con sus enormes extremidades, destruía los controles, y a cualquiera que se pusiera en el camino, sin agregar que Tarmicle y el Profesor Dwan, se encuentran atrapados…

Profesor: ¡Todos fuera de aquí, antes que esta criatura cause una fusión en el reactor!

Tarma: ¡No se preocupe profesor mis hombre y yo la detendremos!
Satiko: ¡TU! ¡Tuuuuuuu, el del chaleco amarillo!!!!!!!!

Satiko, como se autodenomina la criatura, atrapo a mi amigo Tarmicle, con sus poderosas tenazas, que posee en vez de manos… y lo acerco a su rostro, luego le hizo unas preguntas…

Satiko: ¿Me recuerdas, maldito?

Tarma: ¡No! ¡Yo solo salgo en citas con hembras de mi especie!

Satiko se enfureció, lanzando a Tarma contra unos tubos de enfriamiento. Tarma casi pierde el conocimiento del tremendo impacto que llevo. Satiko lo volvió a tomar entre sus tenazas y le dijo:

Satiko: ¡Maldito hombre! ¿Ya te recordaste de mí?

Tarma: Una costilla le hace cosquillas a un pulmón… ¡No! No me acuerdo…

Satiko, se preparaba para lanzar al mal herido cuerpo de Tarma, contra un mueble lleno de profetas de laboratorio, llanas de cítricos…

Tarma: ¡No de nuevo! ¡En la cara no!

Satiko, se detuvo antes de lanzar a Tarma… con su otra tenaza le arranco sus gafas de sol, mientras que Tarma, la mordía y la pateaba con tal que lo soltara… Satiko lo miro a los ojos, su cara se volvió nuevamente la de un humano, de una dulce chica, la cual reflejaba tristeza, angustia y odio…

Satiko: ¿Sabes quien soy?

Tarma: ¿Si te respondo que no, que me harás?

Satiko, alzo su otra tenaza y arrojo las gafas. Ya libre su extremidad, acerco su pinza a la mano de Tarma y le pregunto:

Satiko: ¿Te gustan los paseos en motocicleta?

Tarma: ¡Son una de mis pasiones!

Satiko: ¡Entonces, si me respondes que no sabes le cortar la mano, y ya nunca más lograras conducir motos!

Tarma se encontraba en un predicamento, si no recorva quien era esa chica o cosa, le cortarían su manos, y quizás otra cosa…

Satiko: ¿Sabes quien soy ahora?

Tarma: Lo siento, no me eres familiar…

Satiko: ¡Eres un maldito! Ustedes los malnacidos de la armada, me quietaron a la única persona que me quiso, que me aprecio, que me hizo sentir que tenia un propósito en esta miserable y desgraciada apatía que llamamos vida…
Tarma: ¿Lo siento pero no comprendo?

Satiko perdió la poca compostura que le quedaba, tomo un poco de impulso a arrojo a Tarma con toda su fuerza contra la pared, y golpe mortal al impacto… antes de impactarse en la pared, Tarma fue interceptado, por mi amigo… lamentablemente Tarma perdió el conocimiento, ya que se encontraba muy mal herido…

Juancho: ¡Arréglate como puedas, yo me largo!

Josep, tomo al mal herido Tarma y lo llevo a la enfermería… mientras que a mi me toco eliminar a este simpática criatura que solo quiere amor y comprensión…

Marco: ¡Vuelve aquí y dame una mano!

Juancho: ¡Si más lo recuerdo no tenemos armas!

Marco: ¡Maldición!

Satiko aprovecho que estaba distraído y me agarro de los pies, y me alzo. Satiko me pregunto lo mismo que a Tarma

Satiko: ¿Sabes quien soy?

Marco: ¡Pareces disco rayado, no tienes otro dialogo!

Satiko se enfureció e intento arrojarme contra los estantes. Antes de lanzarme un tonel lleno de un químico, el la golpeo en la espalda… se trataba de Josep, quien arrojo el pesado objeto contundente, con gran facilidad…

Juancho: ¡Deja a mi amigo, antes que quite esa cara, de un golpe!

Satiko, extendió una extremidad más de donde termina la espina dorsal, este extremidad parecía como una cola, de arácnido, es decir un escorpión, (Mejor conocido como alacrán) con un enorme aguijón en la punta, del cual goteaba una especie de veneno altamente corrosivo, al caer y tocar el suelo lo disolvió como el ácido molecular.

Juancho: ¡Lo que dije hace rato, solo fue una pequeña broma!

Marco: ¿Sabes eso no es de mucha ayuda? ¿Quiere librarme de una vez, por que sangre se me esta acumulando en la cabeza?

Juancho: ¡Marcus, no te encuentras en posición de demandar acciones!

Satiko, ataco a Josep, con su cola, tratando de inyectarle su mortal fluido… por suerte mi amigo, a pesar de estar una poco obeso, se mueve como un gato, lo cual es curioso para un metro ochenta de altura, y doscientas libras de peso…

Juancho: ¿Vas a narrar, o ayudar?

Marco: ¡No se, pero no puedo hacer mucho, colgando de pies!

Satiko, me puso tu tenaza en mi cuello, y la cerro poco a poco mientras exclamaba:
Satiko: ¡Alto, si no te detienes lo decapitares!

Juancho: ¡Tentador! Pero tú ganas…

Josep, se arrodillo antes la desagradable criatura, (No se burlen de el, yo haría lo mismo, ya que nosotros somos nuestras únicas debilidades)… Satiko al ver que mi compañero se rendía, lanzo su tenaza contra de él, tomando del cuello, con tal fuerza que asfixiaba enfrente de mis ojos…

Juancho: Tuuuuu… Ahhhh… eres… no tan fuerte… eres el héroe…

Marco: ¿Si te decapita, me puedo quedar con tu colección de porno?

Satiko: ¡Antes que tu pagues lo que me hicisteis Marco, acabare con estos dos, al terminar con ello, subiré y desollare a esas gemelas, continuare con el barbas de chivo malayo que es tu oficial, y luego cuando no tengas ninguna esperan te asesinara, así comprenderás mi dolor!

Mi tiempo se acababa, al igual que el de Josep y de Tarma; Josep se dejo atrapar por mi culpa, y se le acaba el oxigeno, ya que su rostro tiene una coloración azul. En cuanto a mi amigo Tarmicle, tiene seberas heridas, que no se ven en el exterior, lo cual significa que es muy peligroso, se encuentra inconsciente. En cuanto a mi no puedo moverme, estoy de cabeza, sin armas, ni un plan para acabar con la criatura…

Satiko, apretaba cada vez más el cuello de Josep con su enorme pinza; causando que se asfixiaba hasta su muerte. Creo que no tengo opción debo de soltarme, para escapar y rescatar a mis amigo… me desate la banda de la frente, la cual jure que nunca me quitaría, con la finalidad de asesinar a alguien, otra vez… diez años sin soltarme… todo este tiempo de guerra en guerra, me cuidaba de no lastimar a nadie querido o preciado… nunca vi la gran necesidad para librarme… ni aun cuando rescatamos al presidente… no me importaba la muerte de mis compañero, no me debía importar… aun cuando combatía a Allen O’Neal, no vi esta necesidad… Root Mars… Amadeus… Ptolemaic… ni aun mi archí enemigo el General Morden, tuvo el horror de verme tal como soy… pero esta maldita perra… me ha dado una oportunidad única… tal vez jamás la vuelva a tener… así que más da…

Satiko: ¿Qué harás Marco, acaso dejaras morir a tus dos amigo ante tu presencia?

Un silencio aterrador… invadió el destruido laboratorio de la armada…

Satiko: Marco… Marco… ¡Marco te estoy hablando!

Doble mis rodillas, para darme el suficiente impulso… con el impulso ganado, me libre del agarra de Satiko… use su brazo como pista, para correr a toda velocidad, al llegar a su torso… le propine un puñetazo tan fuerte, que la hicieron retroceder, hasta impactarse en la pared… soltando así a Josep, quien también se decidió al fin a soltarse… solo un poquito… a diferencia mía el no puede controlarse, una vez convertido a lo que llamamos Hell FE, no puede detenerse…

Satiko: ¿Qué son ustedes?

Marco: ¡Tu peor pesadilla! Ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja, ja…
Juancho: ¡Lamentaras el día, en que me hiciste enojar!

Satiko: ¡Tendré mi venganza, a toda costa!

Satiko ataco a Josep con cola, pero esta vez en vez de esquivarla… la detuvo con sus manos… Satiko no salía de su asombro, pero a la vez me ataco, con una de su tenaza…

Marco: ¡Grave error, perra!

Esquive su pinza, con un golpe certero de karate se la arranque de un tajo, (valió la pena, ese curso de auto defensa) la pinza se retorcía en el suelo… mientras Satiko se retorcía de dolor…

Satiko: Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahh, ¡Son unos malditos!

Pero antes que le diera tiempo a recuperarse, Josep, jalo de su cola y la hizo caer…

Josep: ¿Alguna idea de cómo deshacernos de esta cosa?

Marco: ¿Recuerdas los Tales, de tu padre?

Josep: ¿Qué tienen que ver, las cosas del viejo senil, con una criatura mutante alienígena?

Marco: ¿Recuerdas la fabula de cómo la cucaracha venció al alacrán?

Juancho: ¡Comprendo Marcus!

Así fue que pusimos nuestro plan, pero era arriesgado… pero no había de otra, las armas convencionales no eran efectivas. De inmediato Josep, soltó a la enfurecida bestia… al soltarla de la cola, aprovecha para subirme en la espalda de esa asquerosa criatura de ultratumba…

Satiko: ¡Quítate de encima! ¡Si no lo haces, te atravesare con mi aguijón!

Marco: ¿Hazlo si te atreves bitch?

Juancho: ¡Creo que hora de usar un poco de fuerza bruta!

Josep, trono su nudillos, y tomo un poco de impulso, para golpear a Satiko en una de sus extremidades, en forma de patas de araña patona peluda… Josep, cayo al suelo, detrás de el hacia una pata rota… seguido por un grito de Satiko.

Satiko: ¡Mi pierna! ¡Malnacido, gordo, cerdo capitalista!

Josep, hizo caso omiso, de los insultos de la criatura. Se coloco debajo del tórax, donde estaba a salvo de su aguijón y la pinza… mientras tanto, aproveche la distracción para golpeas la espalda de la criatura, con mi cinturón, usándolo con un látigo… (Buena idea para ponerla en práctica con Fiolina. Pero este no es momento para pensar en esas cosa) Un tronido y la pérdida de equilibrio de Satiko, significaba que el poderoso Josep, le había roto la segunda pata. Pero en vez de usar sus puños lo hizo con un tubo de acero, tan pesado, que al colocarlo se necesitaron cuatro personas.

Satiko: ¡Aunque sea lo último que haga, me vengare!

Juancho: ¡Es tu turno, Marcus!

Así fue como Josep, salió de la habitación por una rejilla de desagüe… yo continuaba, dando latigazos en la espalda de Satiko…

Satiko: ¡Tu amigo fue inteligente, huyo! ¡Pero tú no tendrás la misma suerte!

Al fin Satiko me ataco con el aguijón… me que inmóvil esperando mi muerte inevitable… el aguijón, se acercaba pero yo permanecía inmóvil… en aguijón se encontraba enfrente de di… al ultimo instante… me quite…

Un enorme chorro de sangre… se esparció por todo el piso del laboratorio…

Satiko: ¡Perdón hermano, no pude vengarte! ¡Adiós!

Satiko se había atravesado su propio torso con su mortal aguijón… en el ultimo momento, me quite de la trayectoria del aguijón, pero a mis espaldas se encontraba el pecho de Satiko… a pesar se estar atravesada por completo por su aguijón, con dos patas rotas… no caía; en un instante escuche a dos válvulas de dos cilindros presurizados, que impactaron en el abdomen de la criatura. Al fin esa maldita criatura, desfalleció por las heridas… al alzar la miraba… observe lo que una vez fui, un asesino sin compasión, sin remordimiento, capaz de aniquilar a cualquiera que se me interpusiera, robar, no importo si lastimaba a las palabras. Era Josep, el que lanzo los cilindros…

Juancho: ¡Muy bien Mayor, tenga su banda, antes que lleguen sus amigos!

Marco: ¿Este el fin?

Juancho: ¡Eso quisieras, pero solo es el comienzo!

Marco: ¡Lo se! Pero alguien más lo terminara por mi… ahora tengo por que volver a vivir y no dejare que tu o nadie más me lo quite.

Juancho: ¿Sabes bien que ellos regresaran?

Marco: ¿Si quieres mi ayuda, verdad? ¿Si no te la brindo, que me harás?

Juancho: ¡Yo no soy el malo, bueno en este parte de la vida al menos!

Marco: ¿Sabes que no te creo nada?

A se nos olvidaba que Tarma estaba herido, el rector esta a punto de hacer ¡bum!, y sin mencionar que el tonto de mi compañero, lanzo un tonel lleno de venenosos químicos; que se están esparciendo por todo el laboratorio... el cual se aisló por completo debido al protocolo de seguridad, y el único que sabe el código esta tirado por allí abajo, de una computadora gigante.

Marco: ¡José, tu encárgate de enfriar el reactor, y yo de abrir la puerta!

Juancho: ¿Mejor cambiamos? ¡Tú tienes más cerebro que musculo y yo más musculo que cerebro!

Marco: ¡Eso no se oyó bien!

Jauncho: ¡Vez! ¡Te lo dije!

Buen así que de nuevo me toco arreglar todo, solo tenia que redistribuir el flujo de los espesores, provocando el empuje retorico de los paneles solares, causando la redirección de los flujos alcalinos elevados a la potencia de Newton, causando en refrigera miento de los componentes, del núcleo, que contiene uranio 32 en barra al temperatura cencíos.

Juancho: ¡En español!

Marco: ¡Solo debo romper esos tubos llenos de nitrógeno, para que enfríen el nucleó!

Lo único que hizo Josep, fue tomar lo primero que encontró, los mezclo en un coctel altamente explosivo, con la dosis adecuada hizo volar la puerta de titanio, nivel 5. Como el los viejos tiempo…

Detrás de la puerta, se encontraba el Gran jefe, acompañado por el General, y unos cientos de soldados. Bien equipados por las nuevas Armas TUNDER “T” de inmediato rodearon a mi compadre, y lo empezaron al golpear…

Hank: ¡Dele más duro, es un minorista, así que no importa!

General: ¡Alto soldados!

Juancho: ¡Quieeeero a mi mamá!

Dejaron a Josep, tan mal que parecía obra de arte moderna. El general me felicito por haber aniquilado a la criatura. Yo de inmediato tome mi pose heroica, con mi pulga hacia arriba, y empecé a reírme… pero una explosión en el techo causo que terminara. Al alzar la vista todo, notamos que eran los dos Allen O’Neal, juntos por primera vez, en un T-770 Tetsuyuki, acompañados por los Dr. Ando Kenichi (creador del Tani-Oh, que es el jefe de la misión 3 de MS1) y el Dr. Grey Scherpo (creador del Shoe & Karn, el jefe de la misión 4 del MS1) al parecer querían el nuevo Slug… y uno que otro marciano con sus pistolas laser.

Dr. Kenichi: ¡Esplendido! Satiko cumplió con lo cometido…

Dr. Scherpo: ¡Magnifico! El sacrificio de nuestro experimento fue un costo menor, a comparación de la gran compensación, al apoderarnos de los Slug de la Armada Regular…

No lo podía creer, estos dos hombres de ciencia, usaron a un joven para hacer el trabajo sucio. Esa joven que nos odiaba tanto, que estuvo de acuerdo a pasar, el peor sufrimiento de su vida, con tal de vengar la muerte de su hermano. Se sometió a las manos y tentáculos de los Mars People, con tal de tener la fuerza y el poder de destruirnos.

Allen: ¡Soldados y marcianos ataque!

Del T-770 salieron cientos de soldados con esos trajes con campo de fuerza… junto a ellos nos cayeron encima cientos de marcianos. Una feroz batalla comenzó…

General: ¡Fuego a discreción!

Hank: ¡Cómanse esto! Ha… Do… Ken!!!!

El gran jefe lanzaba su bola de energía contra los soldados y marcianos… mientras que los soldados del General disparaban sin césar a nuestros enemigos, las bajas eran cuantiosas, tanto del enemigo como nuestras… les recuerdo que solo tengo mis puños para eliminar a los soldados y marcianos…

General: ¡Mayor! ¡Cuidado atrás!

Al voltearme, Allen me sujeto con sus enormes brazos. Me aplico en abrazo del oso..

Marco: ¡No sabia que me querías tanto!

Allen: No te burlaras más de mi, Marchirius Rossi…

Jr. se me acerco, mientras tronaba sus nudillos. Al llegar enfrente de mi, Allen le exclamo:

Allen: ¡Muy bien Junior, haz que papi se sienta orgulloso!

Marco: No me gusta eso…

Jr. empezó, a golpearme en el estomago, mientras que sus padre me sujetaba… Ouch,

Marco: ¡Ouch… para… para!

Jr.: ¿Por qué?

Marco: ¡Me vas a sacar la torta de jamón que cene!

Ambos continuaron golpeándome en el abdomen, hasta hacerme regurgitar mis alimentos… Al fin encontré el control remoto que perdí la semana pasada… al fin me soltaron, de tantos golpes que recibí, vomite un poco de sangre… no es nada bueno si me lo preguntan…

Allen: ¡Muy bien junior, yo los riñones y tú le rompes las piernas con el martillo!

Marco: Cof, cof, cof, cof, malditos…

Jr.: ¿Que bueno que no hay nadie que te salve?

Al terminar de decir esto, Junior recibió un golpe en la cabeza. Fue tal la fuerza del golpe que le reventó la cabeza, un charco de sangre se esparció por todo el suelo donde cayó. Allen estaba furioso, su hijo estaba casi muerto, así que grito con todas sus fuerzas…

Allen: ¿Quién es el responsable de esto?

Juancho: ¡Yo!

Mientras se abalanzaba contra Allen, usando su cabeza literalmente, lo golpeo en el estomago… Allen retrocedió y me soltó, caí al suelo, con la misma fuerza que caí me levante y le di un fuerte puñetazo en la quijada…

Allen: ¡Te arrepentirás!

Teníamos que hacer algo, no podíamos dejar que se robaran el prototipo; pero antes que yo lograra darle otro golpe a Allen, José tomo impulso y empezó a golpear de forma repetitiva a Allen, hasta elevarlo del suelo, aun en el air le logro acertar un puñetazo en la quijada. El cuerpo retorcido de Allen cayó al suelo, casi sin vida, ni tiempo a pronunciar su frase celebre le dio, ¡Te veré en el infierno!… al igual que el cansado José quien creo uso todas sus fuerzas para noquear a Allen.

Marco: ¿Josep John, estas bien?

Juancho: ¿Te parezco que estoy bien?

La batalla casi acababa, las fuerzas invasoras y los rebeldes estaban casi diezmadas por nuestros confiables soldados, hasta que dos gritos interrumpieron la pelea…

Rumi: ¡Ayuda, por favor!

Madoka: ¡No grites, se fuerte Hermana!

Las hermanas Aikawa, fueron capturadas por los científicos, que las querían como bases para sus próximos experimentos…

Dr. Ando: ¡Retirada camaradas, tenemos lo que quería el General!

Dr. Scherpo: ¡Además un bono extra! Dos preciosidades, que nos servirán para hacer ciertos experimentos de modificación genética como los que hicieron las marcianos con esa chica…

Rumi y Madoka: ¡Ayuda! ¡No queremos quedar igual a esa cosa!

Hank: ¡Libéralas, o se arrepentirán!

Por suerte el monologo de los científicos, nos dio el tiempo suficiente, para acercarnos a ello por el barandal de un corredor caído por la batalla con Satiko…

Marco: ¡Ahora Juancho!

Juancho: ¡Esto va por ti!

Yo tome a las gemelas por las gemelas… pero algo me lanzo un Rocket Laucher, que me hizo caer. Por suerte Josep, decidió dejar ir a los científicos y recatarme…

Marco: ¡A mi no estúpido!
Juancho: ¡Yo cumplo mi palabra sin importar nada!

Josep me sujeto, del elástico de mis bóxer, y se sujeto de un barandal… pero un disparo de un Heavy machine Gun, destruyo el barandal, caímos en los vidrios rotos…

Marco: ¡Eso va a doler!

Juancho: ¡Al menos no moriremos en vano!

Caímos, pero antes de tocar el suelo, logre colocarme el la espalda de Josep, con su cuerpo amortiguo la cuida. Al igual que la de las gemelas que nos cayeron encima. De inmediato los científicos tomaron a los vencidos O’Neal y se largaron en el T-770, a toda marcha.

Juancho: ¡Me lleve la peor parte de esto!

Marco: ¡General debemos perseguirlos, tienen el nuevo Slug!

General: Bueno si…

Juancho: ¡Además General, se hurtaron todo el café exprés de la base!

Soldados: ¡Nooooooo el café nooooooooo!

General: ¡Lamentablemente no podemos perseguirlos!

Marco: ¿Por qué, no?

Hank: Lo siento mucho mayor, pero los rebeldes y los marcianos destruyeron todos nuestros vehículos…

Rumi: ¡Estamos indefenso ante una nueva invasión!

Madoka: ¡Contrólate mujer, Marco solucionara todo! ¿No es así?

Marco: ¿Por qué me echan el muerto siempre?

Hank: ¿Cómo dice?

Marco: ¡No! ¡Nada en importancia!

Juancho mientras reía, y exclamo: ¡No se preocupen!

Hank: ¿Cómo escapaste de los guardias, que te mantenían cautivo en la enfermería?

Juancho: ¡No me ofenda! Seis guardias de las fuerzas especiales, no son rivales para un Huntsman!

General: ¡Vasta de peleas ustedes dos!

Marco: ¡Hay que perseguir a esos malnacidos!

General: Detente… ¡Ahora mismo!

Marco: ¿Pero?

General: ¡Pero nada! Por sin no los has notado, no cuentas con la mejor salud que se diga, estas casi muerto, tienes heridas muy severas en todo el cuerpo, además de eso no contamos con refuerzos… el escuadrón SPARROWS, fue emboscado al igual que nosotros, por las fuerzas de RL, pero salieron bien libradas. Lamentablemente, destruyeron los Slug Flyer y Choppter, también hicieron añicos el Hi-Do en que transportaban.

Marco: ¡Entonces, llame a los chicos y me ayuden!

General: Los chicos, están combatiendo a una organización denominada JJL corp. La cual Red Eye detecto tratando de infiltrarse en nuestros sistemas… al parecer cuando los enviaron a la base de Yucatán, se toparon por casualidad con esta organización…

Marco: ¡Maldita sea! ¿El Ikari Warrios, no me puede ayudar?

General: ¡Lo siento, pero Heirdem esta ocupado, exterminando a los miembros sobrevivientes de el sindicato de Amadeus!

Marco: ¡Tenían todo planeado! ¿No es así?

Lamentablemente, los villanos lograron escapar, pero mi amigo Josep tiene más trucos aun, con razón siempre me gana en las cartas. Cuando atacamos el T-770, el coloco un rastreador, programado junto a un misil buscador… en un descuido Josep saco un pequeño control de su bolsillo, y apretó un botón el cual lanzo el misil, el cual provoco una estela de humo por el cielo. Hank, no salía de su asombro, el sargento no solo elimino con facilidad a seis de sus mejores hombres, si no que tenía el control de un misil tan poderoso.

El general no hizo nada con el sargento, ya que resulto que era su sobrino o algo así, en vez de ejecutarlo lo ascendió a Teniente primero de la Armada Regular y le permitió quedarse en nuestra base hasta nueva asignación, ya que no había nadie que estuviera suficientemente loco para aceptarlo a él y sus compañeros que me recuerdan a mis disparatados días de mi adolescencia.

Josep, presumía sus barras en el cuello a las gemelas, pero lo mejor de tenerlo de vuelta es que me quito de encima, a Rumi y Madoka, pero lamentablemente el tiene la misma opinión de ellas que yo. Pero el gran jefe, no lo acepto como lo hicimos todos, incluso me entere que las mayores Sophia y Meg también fueron unas más en su lista cuando era soldado raso…

Al parece Josep estudio en la academia junto a mi y Tarma, pero como éramos tanto nunca me di cuenta. El fue asignado al frente sudamericano y yo me quede aquí. Sin mencionar que el honorable Alessandro fue el que le enseño todo. (Es otra historia por cierto).

No se preocupen por los malos, con el misil que arrojo Josep, fueron derribados… entre los restos del T-770 encontramos todo el botín de guerra, pero no había ningún cuerpo, así que suponemos que volveremos a ver…
En cuanto a Tarmicle se recupera en el hospital, al lado de unas guapas enfermeras, ya que Eri se va a tardar en volver… ya se que mencione que los chicos estaba en una batalla, pero en realidad están descansando en la base, ya que les gusto tanto que no quieren regresar. En cuanto a mi, bueno estoy bien, gracias a mi amigo, me recupere de mis heridas, y estoy como nuevo, solo esperando a Fiolina para confirmarlo. En cuantp a Satiko le dimos un entierro digno a un ser amado… yo he asesinado a muchas personas en la guerra durante toda mi carrera militar, de cual tengo conciencia de cada una de ellas es un familia que nunca volverá a ver un ser querido, en la guerra no hay ganadores, todos perdemos, es algo que aprendí muy joven, al ver morir a mi padres y amigos por los militares… pero ahora soy un militar, y espero que ningún otro pase por lo que yo pase, junto al mis amigos Tarmicle, y José quienes aunque no son perfectos, me aguanta hasta el peor pedo que me tire. Y Eri no se queda atrás, ella es especial de verdad especial, y si no hablo bien de ella, me amenazo con decirle a Fiolina sobre mis amoríos pasados. A por cierto, espero que no envíen más criaturas tan feas, ya que causan daños, y mi seguro no las cubre. En cuanto que voy hacer con José, creo que será de utilidad al igual que sus compañeros, me conto que uno de ellos vende la mejor droga, otro los mejores juegos de video, otro las mejores armas, otro la mejor música, otro un programa ilegal, otro consigue la mejor porno de toda América, y otro no lo puedo decir porque es confidencial.

¿Alguien sabe, algo sobre Pyro?

The End?


Satiko Suzuki
By: Juancho DLN

metal09
Comandante
Comandante

Cantidad de envíos : 138
Karma : 1
Fecha de inscripción : 11/09/2009
Edad Edad : 30
Localización : Guatemala

Volver arriba Ir abajo

mensaje Re: Satiko Suzuki

Mensaje por Tarma Jones el Vie Oct 23, 2009 8:10 pm

Muy buena historia, tiene accion y drama hasta k punto el rencor lleva alguien a someterse a experimentos y ser transformada en una horrenda criatura...
avatar
Tarma Jones
Sargento 2º
Sargento 2º

Cantidad de envíos : 825
Karma : 7
Fecha de inscripción : 13/10/2009
Edad Edad : 37
Localización : Argentina, Ciudad de Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

mensaje Re: Satiko Suzuki

Mensaje por DLN el Mar Oct 27, 2009 1:56 pm

Esta tiene una segunda parte, donde a mi me arrancan la piernas, pero mejor no la publico, por ke me da pereza.
avatar
DLN
Soldado de primera
Soldado de primera

Cantidad de envíos : 110
Karma : 0
Fecha de inscripción : 22/10/2009
Edad Edad : 30
Localización : Guatemala

Volver arriba Ir abajo

mensaje Re: Satiko Suzuki

Mensaje por DLN el Mar Oct 27, 2009 3:00 pm

Okami me va a matar cuando lea esto!!!!!

no se lo muestren!!!
avatar
DLN
Soldado de primera
Soldado de primera

Cantidad de envíos : 110
Karma : 0
Fecha de inscripción : 22/10/2009
Edad Edad : 30
Localización : Guatemala

Volver arriba Ir abajo

mensaje Re: Satiko Suzuki

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.